Mostrando entradas con la etiqueta marineritos al poder. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta marineritos al poder. Mostrar todas las entradas

lunes, 14 de enero de 2013

El Marquesito



Resulta ahora que el Marquesito quiere a Michu. Toda la temporada pasada el tío saliéndose de falso nueve con el Rayo Vallecano, y unos meses más tarde y después de vernos obligados a malvenderlo por 2 mill. eur. aprox., resulta que al Marquesito le da por ir a Londres, que es más cool que Vallecas, y dice que suena para formar parte de la selección española. Cuando podía haberse acercado el andoba en metro a Portazgo en cualquier momento y por un precio módico ver golear al gran Michu. Máxime jugando de falso 9, que es lo que le gusta al Marquesito. Y siendo el mayor centrocampista goleador en la devaluada Liga de España. Superando al Fábregas ese del Barsa.

Pues vaya con el Marquesito. Entre la torpeza del presidente-hombre de paja Sr. Presa y el Marquesito, nos han birlado a un gran jugador por dos pesetas. Menos mal que de momento no le necesitamos para ir funcionando en la liga con tan solo 7,5 mill. eur. de presupuesto.

Y pensar que yo admiraba a este bigotudo cuando era pequeño -cuando era pequeño yo, no el bigotudo. De hecho el primer cromo que me llevé al bolsillo representaba al Marquesito en postura acrobática. Tendré que ir rompiendo mis propósitos de Año Nuevo y volver a cabrearme por tipos como el Marquesito. Espero que se atragante con las aceitunas del catering del vuelo en bussiness a Londres. Mamón.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Dos primos ciegos




No, no es una novela póstuma de la maestra del misterio Agatha Christie. Ya no ciegos, sino tuertos, podría haber sido un apelativo para aplicar a mi primo y sin embargo amigo P.M. Pelao tercero y a mi, tras sendos accidentes absurdos acaecidos en estos últimos días. En cualquier caso, no mencioneis a Prince Michael los rodamientos de patinete, y a mi las botas de niñas de dos años y medio pataleantes.


Porque estas últimas semanas he disfrutado full time del ímpetu infantil de mi querida hija (ya sabéis, la que las malas lenguas dicen que bauticé inspirándome en una canción de Pulp, pero a la que en realidad puse nombre intentando integrar raíces griegas y romanas que son tan nuestras). Ahora que se acaba mi permiso de paternidad, me estremezco al pensar en mi pobre mujer atendiendo a este ciclón aún sin amaestrar y a nuestro nuevo hijo, que, sin abandonar el rollo latino, aunque en este caso más bien etrusco, acudirá a las aguas bautismales haciendo un pequeño homenaje a ese incomprendido de Catilina. ¿Qué mejor forma de celebrar estas fechas navideñas que con un nuevo nacimiento?





Me he quedado un rato solo con Catilina y tras unos forcejeos he logrado dormirle con un poco de música. Dios salve a Franco Battiato.

jueves, 27 de octubre de 2011

El amargo final de Gadafi, o barcelonistas sociatas o "¡aquello estuvo feo!"

Finalmente cayó Gadafi, Jefe del Estado libio. Ametrallado por la OTAN, acorralado por los rebeldes, torturado y sodomizado con un fusil y asesinado a sangre fría...



Muy triste este final de un tipo que podría haber sido presidente del Rayo, de habérselo montado bien. Además su hijo habría tenido un hueco en la "Liga de las Estrechas" en la que se ha convertido nuestro campeonato nacional de primera división. Lo lastimoso es la participación de la OTAN en la tortura y linchamiento autorizado por las autoridades rebeldes libias. Es la típica actividad que si llega a estar patrocinada por Aznar, el pobre se tiene que ir del país. Porque en los últimos años todo parece ponerse en contra de las ocurrencias de este amante de la botella.



Estas reacciones me recuerdan a los cacareos que despiertan entre los periodistas deportivos las actitudes de Maurinho y los suyos, cuando se les ocurre organizar una humilde tangana (nunca tángana, por favor, que prevalezcan las palabras llanas en nuestro diccionario) o proferir cualquier insulto. Si Cesc Fábregas insulta a Kanouté, no pasa nada. Si el divino Leo Messi pega un pelotazo aposta a los espectadores cuando el balón ya ha salido, es una pillería de listo. Cuando ese pedazo de cabrón de Dani Alves se tira simulando una falta, es que es muy zorro...



Ahora siempre que veo alguna actitud de esas antideportiva en los campos de fútbol patrios, siempre pienso "si se le ocurre hacer esto a Cristiano, le echan de España". Pues anda que si se le ocurre hacerlo a Aznar...