Mostrando entradas con la etiqueta Caracú. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Caracú. Mostrar todas las entradas

Caracú

FELIZ DIA DE LA TRADICIÓN 10 de noviembre

Caracú , tuétano o karakú con" k ", como me dice mi amigo Miguel, ya que la letra C en el idioma guaraní no existe, es la médula que se saca del osobuco , hueso de la vaca, que nosotros lo comíamos cuando había sopa y puchero como lo cuento aquí , después por el colesterol , triglicéridos y todas esas malas palabras lo dejamos de comer.
La palabra caracú deriva del guaraní y está no sólo en la cocina, es común escuchar frases tales como : "metió la pata hasta el caracú" cuando por ejemplo Maradona cuenta el gol que hizo a los ingleses con la mano y luego lo niega, en realidad debió hacerlo con lo que había metido hasta el caracú al contarlo, la pata...... y así otras como:" me duele hasta el caracú " es decir me duele hasta lo más profundo, o "está metido hasta el caracú" cuando alguien está demasiado involucrado, en lo que sea , o si la ropa es muy insinuante se dice: "se te vé hasta el caracú", o cuando en vez de mandarte a trabajar o a bailar te dicen: "a mover el caracú" y así la lista es interminable.





Preparación:
Poner a hervir agua con sal en una cacerola, se pueden agregar unas hierbas, y cuando está hirviendo , bajar el fuego para que no se deshaga, cocinar el caracú unos 5 minutos , colocar sobre pan( yo usé este pan ) acompañar con hojas verdes aderezadas con sal, aceite y vinagre.
Comer bien calentito, es una delicia.


Acá con pan blanco.

En Cataluña lo llaman " moll de l´òs" información aportada por Mai del blog Maiblog , y me cuenta también , que ella lo ha preparado al tuétano en la salsa "Périguéux " alguna vez.


Acabo de recordar que en el blog Homo habitus llamaban a este hueso de la pata "el sustancioso" o calambombo , dicen que lo amarraban de una cuerda y lo colgaban del techo dentro de una olla para hacer la sopa,y cuenta la tradición popular que se lo prestaban entre las vecinas para el caldo, increíble, no?