Mostrando entradas con la etiqueta Bolivia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bolivia. Mostrar todas las entradas

sábado, 15 de marzo de 2014

Control en alimentos y uso de medicinas reducen infecciones

LAS PERSONAS QUE SE HAN SOMETIDO A TRASPLANTE DE óRGANOS DEBEN CONSUMIR FRUTAS Y VERDURAS COCIDAS. TIENEN QUE SUPRIMIR EL CONSUMO DE QUESILLO Y LECHE SIN PASTEURIZAR


POR: TATIANA CASTRO TCASTRO@OPINION.COM.BO | 15/03/2014 | ED. IMP.



El control en la alimentación, el uso de medicamentos y el control médico periódico reduce el riesgo de infecciones en las personas que recibieron trasplantes.

La especialista en infectología Wayra Salazar explicó que una persona que ha recibido un nuevo órgano debe cambiar sus hábitos alimenticios. Por ejemplo, no debe consumir quesillo ni leche sin pasteurizar ni frutas y verduras sin cocinar para evitar la exposición a bacterias.

Recomendó que los pacientes se protejan con barbijos si en su entorno hay personas enfermas para evitar contraer los virus.

Es importante que los trasplantados vigilen cuidadosamente su salud porque, según Salazar, las enfermedades se presentan con síntomas atípicos y al no detectarse a tiempo pueden complicarse.

Por ejemplo, las neumonías suelen manifestarse con tos y fiebre, pero en las personas que han recibido nuevos órganos puede ser solo con un decaimiento general. Los resfríos, que tienen como característica la fiebre y estornudos, solo se presentan con un malestar general.

Las enfermedades deben ser tratadas inmediatamente, pero al ser dificultoso el diagnóstico los médicos suministran a los pacientes antibióticos de amplio alcance.

Las personas que se han sometido a trasplantes de órganos son vulnerables de por vida a las infecciones, principalmente, pero el mayor riesgo se da en los tres meses posteriores a la cirugía.

Wayra Salazar, aclaró que no se trata de infecciones intrahospitalarias.

Dijo que el cuerpo reacciona agresivamente ante cualquier organismo extraño, ya sea virus, bacterias o un nuevo órgano, por ejemplo, un riñón.

Explicó que los especialistas deben bajar las defensas de los enfermos para que no rechace al órgano nuevo, pero existen enfermedades que se presentan como la tuberculosis.

En muchos casos son dolencias que han estado latentes en el organismo, señaló.

Destacó el trabajo que deben realizar los especialistas con sus pacientes al prepararlos para las operaciones de trasplante y reducir al mínimo la incidencia de infecciones posteriores a las cirugías.

Recordó la importancia de conocer si el enfermo tiene todas sus vacunas al día, caso contrario debe recibir las faltantes. Asimismo, si existen enfermedades como la tuberculosis u otras, que deben ser tratadas y curadas antes de la cirugía.






Datos.



Especialista

Mireya Salazar es especialista en infectología, formada en la Universidad de Massachusetts, en Estados Unidos.

En el Primer Congreso de Enfermedades Emergentes en Bolivia expuso el tema “Infecciones en pacientes con trasplante de órgano sólido”.

Avance

La infectóloga destacó el avance en el transplante de riñón en nuestro departamento.

Destacó el apoyo de un equipo de infectología para reducir los riesgos a las infecciones a los pacientes que se someten a cirugías de trasplante de órganos. Señaló a la tuberculosis como la enfermedad más oportunista.
Imagen: http://www.telecinco.es/informativos/curioso/Penny_imagen_corazon_viejo-trasplante_corazon_0_1541925031.html

viernes, 14 de marzo de 2014

Bolivia: Dos pacientes fueron sometidos a trasplante de riñón con la subvención del Estado

http://www.boliviaentusmanos.com/noticias/images/salud1434130314.jpg

Dos pacientes fueron sometidos a trasplante de riñón con la subvención del Estado


La Paz - El ministro de Salud, Juan Carlos Calvimontes, informó el jueves que dos pacientes, en la ciudad de Cochabamba, fueron sometidos a operaciones de trasplante de riñón con la subvención económica del Estado, en el marco del Decreto 1870.

"Una vez emitido nuestro decreto ya dos pacientes han sido trasplantados acogiéndose a este decreto, y en este momento se encuentran en recuperación", dijo a los periodistas.

La autoridad explicó que el primer paciente es de sexo femenino de 41 años de edad, quien recibió dos años hemodiálisis en el Hospital de Clínicas.

El donante fue su hijo, y el trasplante se realizó en el Hospital de Clínicas Vietma el 25 de febrero del 2014, en este momento "está con alta y actualmente se encuentra en recuperación", dijo.

Agregó que el segundo paciente es de sexo masculino de 29 años de edad y estuvo tres años recibiendo hemodiálisis.

El donante fue su hermano, él fue intervenido en el Hospital de Clínicas Vietma el 6 de marzo del 2014, "en este momento se encuentra hospitalizado esperemos que su recuperación no sufra ningún cambio", mencionó.

Según el decreto 1870, el Gobierno paga los estudios preoperatorios que consisten en exámenes de histocompatibilidad (compatibilidad de tejidos) del donante y el receptor, la intervención quirúrgica más los insumos que se requerirán y los medicamentos después de la operación.

Calvimontes precisó que la hemodiálisis es una medida paliativa, pero muchas veces se convierte en un "calvario" para los pacientes y la única solución que queda es el trasplante.

También indicó que en el país no existen muchos equipos de trasplantes que estén altamente calificados para ese tipo de operación, y sólo la Caja Nacional de Salud, la Caja Petrolera de Salud, el Hospital Viedma, la clínica privada Incor en Santa Cruz y la clínica Virgen de Asunción en La Paz "son las que están acreditadas para el trasplante de riñón".

Según reportes del Ministerio de Salud, en el país existen más de 2.000 pacientes que reciben hemodiálisis en todo el territorio nacional "pese a que se ha entregado 130 máquinas en todo el sistema de salud, cada vez se convierten insuficientes".

Esta jornada, se celebra el Día Mundial del Riñón que tiene el objetivo de concienciar sobre las enfermedades que afectan a ese órgano. De acuerdo con datos globales, gran parte de la población padece de alguna afección renal producida por la diabetes, hipertensión, obesidad y las infecciones urinarias.

ABI - 13/03/2014









Publicado en http://www.boliviaentusmanos.com/noticias/bolivia/98395/dos-pacientes-fueron-sometidos-a-trasplante-de-rinon-con-la-subvencion-del-estado.html

Imagen: http://www.boliviaentusmanos.com/noticias/images/salud1434130314.jpg

miércoles, 5 de marzo de 2014

Vivir 20 años con trasplante lo llevan a tender la mano

  • UN EJEMPLO DE QUE CON VIDA NO HAY LÍMITES 
  • Vivir 20 años con trasplante lo llevan a tender la mano
  • Douglas Villarroel cuenta una parte de su vida, que pocos conocen. Un riñón de su hermano le dio una oportunidad

DEISY ORTIZ D. - dortiz@eldeber.com.bo

El 22 de febrero de 1994 marcó la vida del médico Douglas Villarroel (48 años). Fue la fecha en que volvió a nacer con el riñón de su hermano, Alberto, cuando las probabilidades de continuar con vida eran nulas. Ya han pasado 20 años y desde esa vez Douglas celebra cada 22 de febrero como si fuese su cumpleaños, incluso al cumplir 15 años de su trasplante se lanzó de un paracaídas para demostrarse a sí mismo que no hay límites cuando se tiene vida.

Haber pasado por esta experiencia lo impulsan a dar un trato más humano al paciente y ayudar a la gente en el campo, donde es difícil acceder a servicios de salud.
Desde su consultorio en su centro Adelgace, el doctor Douglas cuenta una parte de su vida, que pocos conocen: la de haber sido paciente desde niño. Cuenta que a los 13 años, una prueba de laboratorio demostró que tenía proteínas en la orina y los médicos le dijeron que se trataba de nefropatía, un mal que afecta los riñones.

Aunque trató de continuar su vida normal eliminando de su dieta la sal, entre otros cuidados, la enfermedad fue avanzando y, después de haber egresado de médico general, le diagnosticaron insuficiencia renal.

Más adelante, cuando se encontraba haciendo la especialidad de medicina interna en México supo que tenía insuficiencia renal terminal, pero la ciencia creó el trasplante y tuvo una segunda chance. “Hasta entonces no podía ver más allá de mi enfermedad. Mi futuro era un muro inmenso que yo creía que no podía atravesar. Sin embargo, después de la cirugía (hecha en México) me di cuenta que hay vida después de un trasplante, que está marcada por la felicidad de estar vivo y por las ganas de vivir intensamente”, dice.

Douglas se siente muy agradecido con Alberto, con sus otros dos hermanos y con sus padres, que no dudaron en hacerse pruebas de compatibilidad para ser sus donantes.


Trato humano al paciente
“Mi vida ha sido de ir al médico. Siendo pequeño y cuando ingresaba a un consultorio podía darme cuenta si le interesaba o no al médico. Aprendí muchas cosas como paciente, por ejemplo que pequeñas cosas pueden ayudar al enfermo a recuperarse. Solo el hecho de que el médico reciba al paciente con una sonrisa y se ponga de pie, ayudan mucho”, expresa. Precisamente, esto lo pone en práctica con sus pacientes y haber pasado por el trasplante también lo movieron a sumarse al equipo de trasplantes, que hizo posible el primer trasplante de hígado en Bolivia. “Me identificaba con la niña Indira y mucho tiempo estuve como coordinador de trasplante, cuando el Estado todavía no asumía esta función”, cuenta.
Además, en el centro médico de Palacios (norte cruceño) atiende gratuitamente a personas de 14 comunidades
















Publicado en http://www.eldeber.com.bo/vernotasantacruz.php?id=140301225256