Felix Kersten, la influencia de un médico contra el horror


El 19 de marzo de 1939 un coche aparca en el número 8 de la Prinz-Albercht-Straße de Berlín. Lo conduce una mujer que, asustada, asoma la cabeza por la ventanilla y mira con frialdad las piedras grisáceas de aquel edificio.