Agua corriente no mata a la gente... ejem...

Uno que se encuentra a Jesús Mari Uribecheberría Bolinaga y le dice: Josu, yo tomaré un vaso de Lanjaron, que ensancha y fortalece el corazón.

Y entonces va Bolinaga y responde ¿Ah, sí?, ¡¡¡pues a mi ponme una botella de Bezoya!!!