Beef24+schweppes+limón exprimido




Por fin he logrado probar la Beefeater 24. Al principio pensaba que tenía 24 años de antigüedad, lo cual me parecía una estafa mal ejecutada (¿cómo no me había enterado yo de que estaban dejando envejecer una ginebra beefeater 24 años?). Además, ya tengo a mi experto particular en ginebras añejas, Pelaiwass le llamo, que de vez en cuando rescata una botella de Ginebra Güolf, la de Cebreros, provincia de Ávila, o de Bosford Gin, la de la ardillita. Cuando leas estas líneas, a ver si me consigues una de estas:




Pero volvamos a la Beef24. La botella es de diseño espectacular, incluyendo pegote ambarino en el fondo. Queda molona en los antros de moda, con todas esas luces indirectas y camareras pechugonas. Yo la probé con música del Modfather, Madness, The Cure y otros grandes, en el "Déjate besar", en primer lugar en vaso largo y posteriormente en pedazo de copa balón, tipo webster, con mucho hielo.

La experiencia fue muy satisfactoria, supera con muchísimo a su homónima no-24. Ya me he propuesto tomarla otro día con más tranquilidad, pero dejo pendiente (recordatorio) hacer una buena evaluación calidad-precio.

Recordatorio: volver a probar la gin Xoriguer, una gin menorquina muy especial, que según me cuentan está indicada para los días en que nieva. Se avecinan ya los fríos. Ya lo decían los abuelos (los venerables de barbas atávicas, no los gruñonzuelos impertinentes, alguno de ellos con el gatillo fácil en todos los sentidos) "por los-Santos, nieve en los altos, por San Andrés ya la tienes a los pies". Y San Andrés es una fecha que todos los años tengo bien marcada en el calendario, pero este año está más señalada que nunca.