Otro de Beefeater, please




De nuevo en el mismo restaurante, mismo día de la semana, nuevo pelotazo de Beefeater. Acompañado por la misma tónica, nos centraremos en las variantes:



- Mucho menos hielo (sigo renqueante de la garganta).


- Al disminuir la cantidad de hielo, y debido a la momentanea prodigalidad del camarero, la proporción de ginebra fue aumentada considerablemente respecto al anterior brebaje.



Resultado: un gin-tonic bastante cargado, quizás menos refrescante, pero se puede recalcar que esta marca mantiene el tipo.



Propósito: bajar la temperatura de la mezcla sin emplear demasiado hielo. ¿Soy un visionario?