Citadelle+schweppes+limón



Llegó por fin el momento de poner en funcionamiento la botella de esa ginebra premium francesa tan famosa llamada Citadelle.

La botella desde luego es estilizada. Representa unos barquichuelos al parecer portugueses de la "Era de los Descubrimientos" (Podrían haber sido españoles, pero estos gabachos siempre nos han tenido bastante tirria).

La botella la había tenido unas semanas en la nevera a 5º Centígrados. En esta ocasión no llegué a almacenarla en el congelador, como sí hice con una de Giró, pero todo se andará.

Servimos la mezcla en 2 vasos de pinta de Guinness (for my cousin Pelaiwass and me) y en uno de Hoegaarden, con destino a Carlitros, con suficiente hielo y una rodaja completa de limón. La tónica, de nuevo Schweppes (Recordatorio: a ver si variamos sin caer en la tónica del Lidl).



Resultado: Personalmente quedé bastante desencantado, me pareció demasiado dulzona. Creo que la intervención de la rodaja del cítrico limón intervino demasiado y logró enmascarar su verdadero sabor.



Carlitros en cambio pareció bastante satisfecho, de hecho se quedó con las ganas de pedir un refill.

La opinión de 6Pelaiwass espero conocerla en los comentarios.

Recordatorio: probar la próxima vez bien fría y en vaso de chupito ¿o acaso no es una ginebra premium?



Otro recordatorio: Hacerse con una botella de Don Julio Reposado.