OPINIÓN: Arde la city: Recalde será quien redacte la nueva Carta Orgánica del BCRA


7-9-2010 - Uno de los cambios primordiales que impulsan desde la propia Casa de Gobierno es enfocar la politica monetaria hacia la producción y la creación de empleo

En la Casa Rosada dieron luz verde y en los próximos días el oficialismo presentará en la Cámara de Diputados un proyecto de ley para reformar la Carta Orgánica del Banco Central (BCRA).

El texto, que legisladores y técnicos de la entidad delinean con la mayor de las reservas, enfatiza las funciones de cooperación entre el organismo que preside Mercedes Marcó del Pont y los objetivos del Gobierno nacional, publica El Cronista este lunes.

Héctor Recalde, diputado nacional por la provincia Buenos Aires y mano derecha de Hugo Moyano, lleva la voz cantante en la redacción del proyecto. De relación frecuente con Marcó del Pont, consulta alternativamente con el líder cegetista y con los técnicos del Central para avanzar en el texto

La columna vertebral de la iniciativa es introducir entre los objetivos de la entidad el crecimiento económico, la equidad y la creación de puestos de trabajo.

Por lo tanto, la política del BCRA ya tendría objetivos más amplios que defender la moneda de los efectos de la inflación o de una devaluación, sino que además tendría injerencia en áreas vinculadas al empleo y a la producción.

“La verdad que la Carta Orgánica actual dice que deben preservar la estabilidad de precios y no ha sido un merito del Banco Central ese esfuerzo. Tenemos probablemente la inflación más alta de Latinoamérica, después de Venezuela”, destacó el economista Ricardo López Murphy.

“Recientemente se han abandonado las reglas”, aseguró el economista en relación a los cambios introducidos la semana pasada en el Programa Monetario.

“Si este año vamos a emitir al 29%, mi sospecha es que el año que viene que es electoral, el primer dígito va a ser 3%”, resaltó López Murphy en declaraciones a Radio 10.

En ese marco, uno de los cambios primordiales es enfocar la política monetaria hacia la producción y la creación de empleo, por lo que ganan influencia las consultas que se vienen realizando con el secretario general de la CGT.

Según publica Ambito Financiero, uno de los puntos que más preocupa en los bancos es el vinculado con las limitaciones, tanto para el crecimiento por encima de una participación de mercado (afectaría a la banca extranjera) como para las tasas de interés, al igual que el direccionamiento de los créditos a las pymes o a las microfinanzas.

La señal de largada fue pública y la dio la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante las Jornadas Monetarias y Bancarias del BCRA que se realizaron la semana pasada.

Allí, la jefa de Estado cuestionó la actual ley que rige a la entidad monetaria porque plantea un organismo “diferente al país en que está inserto”. Por ello, llamó a “reformular el rol de los bancos centrales”.

“No podemos seguir con las mismas ideas monetaristas que llevaron al desastre mundial que comenzó en 2008. El capítulo monetario no es independiente de la actividad económica”, sentenció.

La propuesta es hija del conflicto que se desató durante el último verano y que desembocó en la salida del entonces presidente del Central, Martín Redrado, luego de que éste se negara a cumplir con la orden de la Casa Rosada de utilizar reservas para pagar los vencimientos de deuda.

“La única posibilidad de resguardar el valor de la moneda, actual objetivo del Banco Central, es a través crecimiento del PBI, con generación de puestos de trabajo, un sólido mercado interno y el fortalecimiento de las exportaciones”, afirmó en ese sentido la Presidenta.

La titular del Central, claro está, se pronunció en sintonía, tal como señala Ambito Financiero. “Hay que reconciliar la estabilidad monetaria y financiera con lo que ocurre en materia de crecimiento económico y empleo. Ese es el debate que queremos impulsar”, sostuvo días atrás.

En la Cámara baja hay otros dos proyectos que proponen modificaciones a la Carta Orgánica del BCRA. Uno, el de Entidades Financieras, que incluye cambios tendientes a declarar a la actividad financiera como servicio público y es impulsado por el diputado Carlos Heller, aliado del oficialismo.

Otro, el que propuso el legislador y economista de la CTA, Claudio Lozano, en plena discusión sobre la utilización de reservas para el pago de la deuda. Sugiere la creación de un Fondo Nacional para el Desarrollo para reorientar parte de las reservas de libre disponibilidad al financiamiento productivo.

A esos dos sectores apelará el Gobierno para discutir las modificaciones. Un debate que, sin dudas, se extenderá más allá del 23 de este mes, cuando vence el mandato de Marcó del Pont (que gana terreno para ser ratificada por el Gobierno) junto con el de su vice, Miguel Pesce, y otros cuatro directores del Central, según confirma El Cronista en su edición de hoy.

http://economia.iprofesional.com