Piqué hará de pivote ocasionalmente


Salvo novedad, la plaza de segundo pivote defensivo, que ahora nadie le discute a Sergio Busquets, será para el joven Jonathan Dos Santos o para Seydou Keita, cuyos perfiles no sólo se adaptan parcialmente al del traspasado Touré Yaya, sino que el propio Pep Guardiola los ha utilizado en alguna ocasión. El joven Dos Santos ha disputado los últimos amistosos en esa posición. Sin embargo, el técnico se guarda un as en la manga, el de Gerard Piqué, que posee la fortaleza física y la capacidad para ocupar mucho espacio del centro del campo como requiere el puesto. Además, Piqué es capaz de repartir la pelota con criterio, con calidad y precisión también como se le exige al pivote defensivo además de saber subir al ataque de cuando en cuando, algo que además ya hace como central de forma habitual.

Se trata, cabe precisarlo, de una opción sólo ocasional. Guardiola sabe que Piqué cumple como central de forma tan eficaz y experimentada que en dos años ha pasado de ser suplente en el Manchester United a campeón de todo con el Barça y campeón del mundo con la roja. Pep lo necesita en su sitio natural pero está convencido que si un día le pide que ejerza de pivote, Gerard le responderá con toda seguridad sin defraudarle.

En el último partido de Catalunya, en el debut de Cruyff como seleccionador, el ex técnico barcelonista lo alineó en una situación parecida. El éxito de la experiencia fue relativo porque, entre otras cosas, a Piqué aquella decisión le cogió desprevenido y recién aterrizado de Abu Dhabi y Kuwait, donde además de ganar el Mundial de Clubs había disputado un amistoso veinticuatro horas antes. Sólo fue un ensayo pero por lo que se ve, Pep entrevió futuro al invento del 'maestro'