NOTICIAS: Santander mira a Polonia

26-8-2010 - Según informa hoy el diario 'Financial Times', el Santander podría fijar su próximo objetivo en Polonia. En concreto, planea intensificar sus esfuerzos para obtener una participación de control en Bank Zachodni WBK, el quinto mayor banco polaco.

Esta compra no sería una operación aislada. Según el rotativo británico, esta adquisición estaría enmarcada en una posible operación global que permitiría a la entidad que dirige Emilio Botín hacerse con diversos activos del irlandés Allied Irish Banks (AIB), obligado a desprenderse de varios activos tras recibir ayudas públicas.

Parece que Banco Santander sigue de cerca las maniobras que el irlandés se ve forzado a hacer como condición por recibir las ayudas estatales. AIB tiene que desprenderse del 70% que controla en Bank Zachodni WBK, y de la participación minoritaria que ostenta en el estadounidense M&T, así como de una serie de oficinas en Reino Unido.

Tal y como apunta Europa Press que recoge esta noticia, fuentes conocedoras de la estrategia del Santander señalan que la entidad cántabra ha estado estudiando la cartera de activos a la venta de AIB y apuntan que el banco presidido por Emilio Botín tiene especial interés en hacerse con el 70% del polaco Bank Zachodni, ya que encaja en la estrategia del grupo de controlar un banco en mercados de fuerte crecimiento, como sucedió con la "lucrativa" compra de activos en Brasil como consecuencia de la adquisición de ABN Amro junto a Fortis y RBS.

La estrategia es buena, pero esto no significa que sea fácil hacerse con esta participación. Al Santander le pueden salir competidores que también pretenden hacerse con el control del banco, valorado en 11.000 millones de zlotys (2.761 millones de euros). El banco PKO, la mayor entidad de Polonia, controlada en un 51% por el Estado, así como por parte del francés BNP Paribas también estarían interesados.

Santander vuelve al centro del mercado de compras de la banca europea. Esta vez, su objetivo es el quinto mayor banco de Polonia, Bank Zachodni WBK, en el que estudia adquirir una participación de control.

El banco ya está presente en Polonia con una alianza en crédito al consumo con AIG, de la que ostenta un 70%. En esta puja competirá con BNP Paribas y con PKO, el mayor banco polaco.

Esta compra se enmarca dentro de una operación de desinversión de varios negocios de Allied Irish Banks (AIB) tras haber recibido ayudas públicas. El banco español quiere hacerse con el 70% que AIB tiene en Zachodni, parte de sus oficinas en Reino Unido y su participación minoritaria (22,6%) en el banco estadounidense M&T, según publicó ayer Financial Times.

Ayudas
Con esta última entidad, Santander lleva meses negociando una fusión con su filial Sovereig, para convertirse en un banco de referencia en el noreste de EEUU –ver información adjunta–. La entidad que preside Emilio Botón no hizo ayer comentarios al respecto.

Zachodni cuenta con una base de depósitos en Polonia, con 41.000 millones de euros de pasivo de sus clientes. La cartera de créditos es más pequeña, con 35.000 millones. El banco ganó en los seis primeros meses del año 250 millones, ligeramente por debajo del beneficio logrado un año antes. Con esta compra, Santander asentaría en la economía polaca, la más estable durante la crisis en la Unión Europea y con un gran potencial. Zachodni coincide además con el tipo de entidades en las que se está fijando el banco en los últimos meses, más vinculadas al lado del ahorro.

Dentro de esta esta estrategia se enmarca el objetivo más importante de convertirse en un jugador de referencia en Alemania, donde adquirió en julio el negocio de banco comercial de la entidad nórdica SEB y donde quiere hacerse con parte del ahorro alemán.

Los analistas consultados creen más improbable que Santander tenga interés en la compra de 70 oficinas en Reino Unido de AIB, tras la compra de 318 sucursales de Royal Bank of Scotland. No obstante, sí consideran muy apropiadada la compra del porcentaje que AIB tiene en el banco estadounidense M&T.

La apuesta por el noreste de Estados Unidos
Santander adquirió en 2008 el 75% que no controlaba de Sovereign, ya que observó una oportunidad de crecer en el noreste de EEUU. Fruto de su deseo de ostentar una cuota de mercado significativa en todos los mercados donde está presente, por encima del 5%, inició la búsqueda de posibles oportunidades en esta zona del país. En los últimos meses, la entidad ha mantenido contactos con el banco M&T, con sede en Búfalo (Nueva York), con el que planea una fusión de su filial en EEUU.

AIB tiene en esta entidad un porcentaje superior al 22%, del que debe deshacerse. La compra de este paquete por parte de Santander sería un importante apoyo para resolver el principal problema que lastra las negociaciones con M&T: quién controlará la nueva entidad, que contaría con 1.500 oficinas y 150.000 millones de dólares en activos. En julio, durante la presentación de resultados semestrales, el consejero delegado de Santander, Alfredo Sáenz, señaló que no había avances en esta posible operación. No obstante, durante el mes de agosto se han reactivado, según publicó Financial Times.

http://www.expansion.com