NOTICIAS: Récord de quiebras de bancos en Estados Unidos


Récord de quiebras de bancos en Estados Unidos
Los grandes bancos de inversión en Nueva York estuvieron entre los más afectados por las crisis 
20-8-2010 - Sólo en la primera mitad de 2010 desaparecieron 110 entidades

El gobierno de los Estados Unidos advirtió que 2010 será récord en materia de cierre de bancos desde el arranque de la crisis financiera, que comenzó en este país y se desparramó por todo el mundo.

Por otro lado, aclaró que los inversores extranjeros no deben confiarse en los productos financieros sofisticados que se ofrecen en sus países, ya que, más allá de los depósitos convencionales, no garantiza los servicios como acciones, bonos, fondos mutuos y pólizas de seguro de vida.

En diálogo con periodistas de diarios de varios países de América latina, entre ellos LA NACION, el vocero de la Corporación Federal de Garantía de Seguros Bancarios (FDIC, según sus siglas en inglés), Andrew Gray, reconoció que "como coletazo" de los problemas que comenzaron en 2008 habrá más quiebras que nunca en el sistema financiero local.

Sin embargo, esta agencia del gobierno federal confía en tener bajo control a los grandes bancos, siguiendo el principio de too big to fail (demasiado grande para caer) que, después de la caída de Lehman Brothers, guió al gobierno en el salvataje de las entidades clave.

"Las nuevas quiebras son parte de la crisis de 2008", dijo Gray, al descartar nuevos motivos para preocuparse. Desde entonces, 7900 entidades cerraron y, en su mayoría, abrieron a la semana siguiente con otro nombre, en un sistema que va concentrándose en menos manos.

Al respecto, Gray recordó que, para no causar pánico entre los ahorristas, en general la FDIC cierra un banco en problemas el viernes por la noche "y el sábado, si ese banco abre ese día, o el lunes siguiente, ya tiene otro nombre, sin que la gente se entere". Según el funcionario, este sistema de acción rápida ha permitido que "los depositantes no perdieran dinero, más allá de los problemas de sus bancos", y que, incluso, los depósitos hayan crecido desde el estallido registrado hace 2 años.

La garantía de depósitos cubre hasta US$ 250.000 por titular de cada cuenta, luego del incremento dispuesto este año (ya que en un principio sólo cubría US$ 100.000). Además, la ley de reforma del sistema financiero aprobada el mes pasado le otorga a la FDIC una serie de poderes (y responsabilidades) que pondrán a prueba a este organismo que, junto con la Reserva Federal, vigila la delicada salud del sistema financiero norteamericano.
Mayores controles

En 2008 se produjeron 25 cierres y en 2009, 140; sólo en el primer semestre de 2010 hubo 110, por lo que las autoridades prevén que este será el peor y no se animan a dar un pronóstico sobre 2011, dada la volatilidad de los datos económicos locales.

La reforma, impulsada por el Partido Demócrata a partir de un proyecto liderado por el senador Christopher Dodd, introduce controles para los bancos de inversión y las cuestionadas agencias calificadoras de riesgo. Sólo tres senadores republicanos apoyaron esta iniciativa del gobierno de Barack Obama, cuestionado por no poder encontrar soluciones a esta crisis, que mantiene el nivel de desempleo cerca del 10% de la población activa. Esto se refleja, entre otros indicadores, en un crecimiento casi nulo del crédito al sector privado, pese al fuerte relajamiento de la política monetaria impulsado desde la Reserva Federal.

Pese a estas dudas, el gobierno puso mucho énfasis en el cuidado de los ahorristas, que "en un 95% están cubiertos por nuestro seguro", aclaró Gray. La oficina se financia con el aporte de los bancos, pero como sus cuentas se encuentran crecientemente en rojo, sus autoridades no se cansan de repetir que tienen el respaldo del gobierno federal si resulta necesario. De todos modos, el vocero aclaró que desde 2008 no fue necesario pedirle prestamos al Tesoro.

Mientras tanto, el organismo también trabaja en afilar su tarea de "sabueso financiero" con áreas de investigación de las cuentas de los bancos y de cooperación internacional, para saber si puede surgir algún problema fronteras afuera, por operaciones dudosas de los bancos locales. Por esta razón, la FDIC mantiene contactos corrientes con los supervisores bancarios de casi toda la región -incluyendo la Argentina- y una voz propia en el Banco Internacional de Pagos en Basilea (BIS).

A pesar de brindar todas estas certezas, la prensa local ha dado cuenta de los agujeros que existen en los controles oficiales para otorgar asistencia a los bancos en problemas, como ocurrió recientemente con el banco OneUnited, cuyo presidente, Kevin Cohee, pidió ayuda mientras presuntamente compraba confortables propiedades en California y Miami, además de un lujoso auto, según informó días atrás el diario The Washington Post .

250.000 Dólares
 
* Es la garantía máxima que ofrece la autoridad monetaria en EE.UU. para los depósitos bancarios.

7900  Banco

* Es el número de entidades que cerraron y abrieron con otro nombre una semana después

140 Quiebras

* Es el número de bancos norteamericanos desaparecidos en EE.UU. durante el año pasado

Martín Kanenguiser - www.lanacion.com.ar