NOTICIAS: El BICE no será un Bndes(*), pero promete aportar al desarrollo

21-8-2010 - Al poder captar depósitos grandes atenderá mejor la demanda de crédito, dice su presidente

(*)El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) es el principal Agente de Desarrollo en Brasil. 

Satisfecho por el cierre del canje con los bonistas y a la espera de que el Gobierno pueda avanzar en un acuerdo con el Club de París, el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), Mauro Alem, afirmó que hay una fuerte demanda de créditos para empresas.

 Alem destacó que el BICE está en condiciones "de actuar como un banco de desarrollo, aunque sin cometer los errores de experiencias pasadas ni anuncios grandilocuentes".

"Hay que ir de a poco", dijo para poner en negro sobre blanco las escasas posibilidades de que la Argentina tenga, en el corto plazo, un banco de desarrollo del mismo peso que el Bndes de Brasil.

En su despacho del banco que recientemente quedó en condiciones de captar depósitos mayoristas, el funcionario sostuvo que "el cierre del canje con los bonistas ayudó a bajar las tasas de interés, lo que favorece la suba del crédito".

Ex funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Alem dijo que buscarán captar el dinero que entidades profesionales y públicas de las provincias tienen disponible como depósitos a un plazo mínimo de 180 días, que pagará las tasas de mercado (Badlar). "La aprobación para captar depósitos es un hito y abre una oportunidad rentable para las entidades en las provincias que podrán hacer buenas inversiones en emprendimientos productivos", expresó Alem.

Con esos fondos, el BICE fortalecerá el fondeo de proyectos de capital de trabajo a uno o dos años, con un componente mixto de "tasa fija y tasa variable", que ahora promedia el 11% anual. El stock de créditos a fin de junio último totalizaba $ 1155,7 millones. La posibilidad de otorgar sólo con tasa fija, aseguró, significaría una pérdida segura para este banco público de segundo piso.

La energía del banco está colocada sobre proyectos de la agroindustria que les otorguen valor agregado a las materias primas, seguido por el financiamiento para ampliación de plantas industriales y por el apoyo a emprendimientos turísticos.
 
Radiografía de su cartera
La actividad agropecuaria actualmente ocupa el 14% de la cartera de préstamos, mientras que el 11% fueron créditos cedidos a empresas dedicadas a la elaboración de productos alimenticios; 9%, al sector metalmecánica; 8%, a la actividad vitivinícola, y un porcentaje similar, a la construcción.

El resto se reparte entre la industria de la madera, química, ganadería, textil, manufacturera y textil.

"Hay una gran cantidad de emprendimientos productivos que necesitan financiamiento, pero hay pocas entidades, inclusive las propias provinciales, ocupándose de estas iniciativas", reconoció Alem.

Para fortalecer su estrategia, admitió Alem, luego del canje será importante que el Gobierno pueda avanzar en la negociación para saldar la deuda con el Club de París. "Lo del Club de París se va a resolver", dijo Alem, sin dar detalles, aunque con el conocimiento de haber colaborado con el equipo económico en las giras previas al canje destinadas a tomar contacto con los bonistas.

El BICE ganó $ 85,4 millones en 2008 y $ 63,7 millones en 2009; tiene un capital de $ 489,2 millones y un patrimonio neto de $ 1252,1 millones.

Su fondeo proviene de capital propio (84%), de créditos obtenidos del Banco de Desarrollo de China (7,9%), la Corporación Andina de Fomento (4,7%), dinero tomado del mercado interbancario (2,6%), y fondos captados del Banco Central y del Banco Interamericano de Desarrollo (0,7 por ciento).

Martín Kanenguiser - LA NACION