NOTICIAS: Crédito se busca: lanzan en el país una red social para publicar solicitudes de préstamos

26-8-2010 - Las comunidades online en donde circulan demandantes y oferentes de crédito son furor en Europa y EE.UU. Ahora, un modelo similar desembarca en la Argentina: se trata de Weemba, un sitio que permite a individuos y empresas armar un perfil y postularse para obtener financiación

En países del primer mundo, cada vez es más la gente que busca crédito por fuera de los grandes monstruos bancarios. Después de la última crisis financiera, la desconfianza en las entidades tradicionales se generalizó y los individuos empezaron a demandar herramientas de fondeo más novedosas. En ese contexto, una de las alternativas que logró imponerse entre los usuarios fueron las redes sociales prestadoras de dinero. Estas son plataformas a través de los cuales los individuos y las empresas que buscan tomar un crédito pueden ponerse en contacto con bancos –y hasta con otras personas– interesadas en dar financiación.

Esa modalidad está activa en países como Estados Unidos e Inglaterra hace más o menos tres años, y ahora una herramienta similar desembarcó en la Argentina. Se trata de Weemba (www.weemba.com.ar), una red social a través de la cual los individuos y las empresas pueden publicar solicitudes de préstamo para que sean vistas y atendidas por bancos. Así, pueden acceder a varias opciones de financiación de manera gratuita.

“Durante mucho tiempo Internet ofreció muy poco en el área de préstamos, así sean dirigidos a empresas o a personas”, explicó Carlos Maslatón, uno de los fundadores de Weemba. De hecho, “hasta ahora sólo había plataformas en dónde un banco ofrecía sus productos y los clientes se acercaban a ellos. Nosotros vimos que esto era insuficiente: había que lograr un sistema de contacto directo, multilateral y multiparticipativo entre los tomadores y los dadores de crédito”.

Con esa idea, un grupo de emprendedores, entre los que se cuentan Maslatón –ex empleado de Patagon.com–, Benjamín Reynal y Pablo Larguía –fundador de Bumeran.com y hermano de Constancio, creador de Patagon– lanzó Weemba. Según explicaron sus fundadores, los individuos y empresas interesados en obtener un préstamo pueden registrarse en www.weemba.com.ar bajo un seudónimo y armar su propio perfil de manera gratuita, volcando toda la información que consideren importante para reflejar sus necesidades específicas.

Asimismo, los bancos y entidades financieras tienen la posibilidad de analizar diferentes perfiles y contactar a aquellos que consideren pertinentes para otorgarles un préstamo.

“Weemba fue diseñada como una plataforma que fomenta la competencia entre los bancos, los cuales deben ajustar sus tasas y adaptar sus requisitos para volverse más atractivos. Por primera vez, son los tomadores de préstamos quiénes tienen el protagonismo a la hora de elegir cómo financiar sus proyectos”, dijo Benjamín Reynal, co-fundador de la red.

A diferencia de las plataformas que existen en Estados Unidos e Inglaterra, Weemba sólo acepta a bancos entre los que pueden ofrecer financiación. Además, en el sitio local los demandantes de crédito tienen absoluta libertad para publicar sus solicitudes, mientras que en las páginas del exterior la información es procesada y “filtrada” por los administradores de los sitios.

“Esto no quiere decir, sin embargo, que no se verifiquen los perfiles de quienes ofrecen y demandan crédito. De hecho, Weemba tiene un sistema de seguridad muy sofisticado y automatizado, que tiene dos pasos: primero, se verifica la consistencia de los datos que informan los usuarios a través de la empresa Equifax Veraz. Y luego, se le envía una suma muy pequeña de dinero a su cuenta bancaria. Si el cliente puede decir exactamente cuál es la cantidad que le enviamos, comprobando que tiene acceso a esa cuenta, ya está listo para operar”, explicó Maslatón. Así, Weemba está pensado para personas y empresas bancarizadas. Y si bien hasta fin de año el servicio será gratuito tanto para los usuarios como para bancos, en un futuro las entidades tendrán que pagar una comisión.

CLARA AGUSTONI Buenos Aires - www.cronista.com