NOTICIAS: Avanza la implementación de cajas de crédito cooperativas en Santa Fe

18-8-2010 - El Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos presentó un de prefactibilidad, exenciones impositivas y cursos de formación técnica en la ciudad de Avellaneda. Apoyo del gobierno provincial a través de la Subsecretaría de Asociativismo para la actividad.

Junto a autoridades provinciales y municipales, el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos presentó un plan de prefactibilidad para la Caja de Crédito santafesina que se encuentra más avanzada, correspondiente a la región Reconquista-Avellaneda. La Subsecretaría de Asociativismo de la provincia busca dictar un curso de formación para directivos y funcionarios de las CCC, con el auspicio de la Universidad de Bologna y el Banco Central. Además, gestionan eximir a estas entidades del impuesto a los sellos por emisión de letras de cambio.

A partir de la modificación de la Ley de Entidades Financieras durante el año 2006, (ley Nº 26.173) el horizonte de las Cajas de Crédito Cooperativas en el país comenzó a tener buenas perspectivas. Paso a paso, el gobierno santafesino trabaja en la puesta en marcha de estas entidades en distintas regiones provinciales. Reconquista y Carcarañá serían las primeras regiones en ponerlas en marcha.

En Argentina, las Cajas de Crédito Cooperativas fueron verdaderos ejes de la democratización del crédito, hasta que las políticas financieras del último gobierno de facto decretaron la concentración del crédito y con ello, la desaparición de las mismas.

En los años 60’ funcionaban alrededor de 900, a mediados de los años 70’existían unas 990 entidades. Hoy se busca recuperar un actor del sistema financiero que supo tener gran desarrollo y en el que muchos depositan sus expectativas para mejorar los costos y la accesibilidad de la asistencia financiera a Pymes y microempresas.

El Ministerio de la Producción, a través de la Subsecretaría de Asociativismo, Promoción de la Empresarialidad y Trabajo Decente de Santa Fe, acelera los pasos para instrumentar exenciones impositivas y cursos de formación para directivos y funcionarios de las Cajas. “Para este gobierno de Santa Fe es estratégico el desarrollo de las Cajas de Crédito Cooperativas, son parte del Plan Estratégico y de nuestras políticas de Estado. La pretensión es intervenir para lograr que se cree en cada región al menos una, porque las Cajas son instrumentos impulsores de desarrollo regional”, expresó el Dr. Gonzalo Toselli, Subsecretario de Asociativismo.

Más adelante, el funcionario resaltó el avance que tienen en la provincia dos iniciativas para instrumentar Cajas de Crédito, en las localidades de Reconquista, Avellaneda y Carcarañá. “Existe un trabajo de base muy sólido allí, con el aporte de municipios, comunas, agencias para el desarrollo, cooperativas, mutuales, entidades gremiales empresarias, y otro tipo de instituciones. Para apuntalar la creación de las mismas, estamos elaborando un curso de formación para directivos y funcionarios de Cajas de Crédito Cooperativas. Es una iniciativa que la Universidad de Bologna ya dictó en Buenos Aires. Nosotros pretendemos que la Universidad de Bologna, junto al Banco Central de la República Argentina y quizás alguna casa de altos estudios de nuestra provincia, puedan dictarlo en la provincia de Santa Fe, y para ello ofrecemos las instalaciones del Ministerio de la Producción. Este curso incorpora información a los futuros dirigentes, pero además es un requisito necesario para la conformación de las Cajas, por eso detrás debe existir una Universidad del prestigio de la de Bologna, en conjunto con el Banco Central”.

Por otra parte, Toselli se refirió a otra iniciativa del Ministerio de la Producción de Santa Fe, orientada a eximir del impuesto a los sellos por emisión de letras de cambio a las Cajas de Crédito. “Esta es otra de las cuestiones que impulsamos como parte de nuestra política de Estado, a partir de inquietudes recibidas en el seno del Consejo Provincial Cooperativo y Mutual, porque en el caso de las Cajas de Crédito, la letra de cambio opera como un cheque, no una entidad financiera cualquiera.

Este es un trabajo que venimos elaborando hace tiempo. Hemos pedido un dictamen a la Administración General de Impuestos, que incluyó a las Cajas de Crédito en este impuesto. Luego de varios encuentros con el Secretario de Finanzas de la provincia, Carlos Fernández, lo que hicimos fue generar un expediente que está dando sus últimos pasos en el Ministerio de Economía y retornaría a nuestra Subsecretaría para ser girado posteriormente a Gobierno y se transforme en un mensaje del Poder Ejecutivo, para eximir de este impuesto a las Cajas de Crédito Cooperativas que se constituyan en la provincia de Santa Fe”, indicó el funcionario del Ministerio de la Producción de Santa Fe.

Las Cajas de Crédito de Reconquista-Avellaneda y Carcarañá son las que están más avanzadas en su instrumentación. “El pasado 10 de agosto se presentó el plan de prefactibilidad en el caso de la CCC de Reconquista-Avellaneda, con el aporte del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos. Esto se desarrolló en el marco de una actividad en la que participaron el Dr. Gonzalo Toselli, representante del Ministerio de la Producción de Santa Fe, el intendente de Avellaneda, Orfilio Marcón, el Secretario de Hacienda de Reconquista, José Luis Braidot, y miembros de la comisión de creación de la Caja de Crédito Cooperativa de la región mencionada. Un requisito pendiente en ese caso es la elaboración de un sistema informático para llevar adelante todo el proceso informativo y de cuentas que tiene una Caja. Ese paso ya está saldado en el caso de Carcarañá. Más allá de algunas diferencias, ambas se encuentran en instancias parecidas. Respecto a las regiones de Santa Fe que todavía no han avanzado en la implementación de Cajas de Crédito, pensamos trabajar en conjunto con funcionarios del INAES y de Banco Central en procesos de sensibilización e información para los potenciales Cooperativistas, para que éstos conozcan las ventajas que acarrearía para la región la conformación de una entidad de crédito asociativa de este tipo. La idea es dejar plantada la semilla para generar una Cajas de Crédito por región al menos”, manifestó el Dr. Toselli.

Paraná es la primera ciudad del país que recuperará una caja de crédito, luego de un trabajo de tres años. Para su entrada en vigencia, sólo resta la firma final de parte de los funcionarios del BCRA. Se trata de una cooperativa que nació a partir del impulso de la Mutual Modelo, una entidad paranaense. Aseguran que con las condiciones actuales, esta Caja de Crédito deberá ofrecer productos con una tasa entre el 2 y el 4 % por debajo de los bancos. Empezará a operar en un radio de 70 km en torno a Paraná y deberá priorizar en altos porcentajes el ahorro y la inversión local. La mayoría de sus socios serán residentes de esa ciudad. Respecto a esta iniciativa, Toselli expresó que la Subsecretaría de Asociativismo está realizando consultas “en contacto con el Dr. Ricardo Etchemendy, director de Cooperativas y Mutuales de Entre Ríos, para tomar nota de la experiencia acumulada en el tema. Esto seguramente nos permitirá agilizar los trámites de las iniciativas más avanzadas de nuestra provincia”.

Entre otras modificaciones, la modificación de la ley de entidades financieras a partir de la ley 26.173 del año 2006, permite a las Cajas de Crédito la posibilidad de habilitar hasta un máximo de cinco filiales ubicadas en zonas aledañas a la casa central y permitir la participación de las letras de cambio cooperativas en las cámaras electrónicas de compensación.

Con las CCC se busca incrementar el nivel de bancarización para favorecer el desarrollo de las economías regionales, las PyMEs y los pequeños emprendedores.

Otra de las premisas de estas entidades cooperativas es recrear la denominada Letra de Cambio, un documento con similares atributos al cheque que será compensable dentro del Sistema Nacional de Pagos (clearing).

Las Cajas de Crédito deberán aplicar no menos del 85 por ciento de sus recursos al financiamiento de las actividades productivas y de consumo generadas en su zona de actuación. Tampoco podrán transferir fondos hacia los grandes centros financieros urbanos. Los depósitos captados por estas entidades, que no tendrán límite de tasa ni monto, serán incluidos en el mecanismo de garantías vigente para el sistema financiero institucionalizado bajo la tutela del BCRA.

Las cajas de crédito cooperativas podrán contar con hasta cinco sucursales en su zona de actuación, definida por adyacencia geográfica y potencial de negocios. Antes sólo se contemplaba la existencia de “monocasas” con facultad para actuar sólo con personas radicadas en la jurisdicción electoral.

Las nuevas cajas no tendrán límites nominales para la captación de depósitos a plazo (antes el tope era de $20.000) ni para la tasa de interés activa (el límite era de no más de un punto porcentual por encima del promedio de los bancos).

Las Cajas de Crédito constituyen una asociación de personas que, sin propósitos de lucro, se agrupan para volcar en una caja común su movimiento financiero, y crear con ello disponibilidades dinerarias con las que se autoabastecen crediticiamente, satisfaciendo igualmente sus necesidades económicas, educativas, asistenciales y culturales, en beneficio de la comunidad.

Se trata pues de una entidad que adscribe a los principios enunciados por la Alianza

Cooperativa Internacional en su declaración sobre la identidad cooperativa, en Manchester en 1995, cuando expresó que “una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se unen voluntariamente para satisfacer sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa de propiedad conjunta democráticamente gestionada”, constituyendo sus principios la asociación voluntaria y abierta; el control democrático por los socios; la participación económica de los socios; la autonomía e independencia; la educación, capacitación e información; la cooperación entre cooperativas y la preocupación por la comunidad.

De dichos principios resultan relevantes a las cajas de crédito: la adhesión libre y voluntaria; el control democrático; el fomento de la educación; la cooperación entre cooperativas y particularmente el interés limitado al capital.

www.lt10digital.com.ar