Wenger perdona la broma de Piqué y Puyol


En su rueda de prensa, Arsène Wenger ha querido disculpar la actuación de algunos jugadores de la selección española, además de la del propio Cesc, durante la celebración por la victoria en la Copa de Mundo disputada en Sudáfrica.

En el curso del acto de celebración que tuvo lugar en la Plaza Colón de Madrid, Gerard Piqué y Carles Puyol, con la complicidad de Pepe Reina le pusieron a Cesc una camiseta del Barcelona sin que él supiera nada.

Aunque el manager del Arsenal pidió respeto para el futbolista y para su club, se mostró ‘comprensivo’ con la actitud de los compañeros de Cesc en la ‘roja’ y decidió archivar el tema.
“Una cosa es que el Arsenal se merezca un respeto como institución y otro diferente que estos jugadores tengan tan sólo 23 años y que estén eufóricos después e haber ganado un campeonato mundial y quieran gastar una broma a uno de sus compañeros”, dijo el manager del Arsenal.

No obstante, el entrenador alsaciano se guardó una amenaza para el Barcelona de cara a un futuro incierto. “Si ellos hacen bromas ahora, nosotros también podemos hacerlas un día. No dudamos de la actitud de Fàbregas respecto a nuestro equipo a pesar de este incidente”.