¿Quién no pondría un Piqué en su vida?


La evolución de canterano a icono mundial es una transición larga para para la mayoría de jugadores. El central culé, a sus 23 años ha superado esa barrera a la velocidad de la luz. Dos veces campeón de Europa y ganador de absolutamente todo con su equipo de toda la vida. Además de campeón del mundo. Y no sólo eso, es una pieza básica, insustituible, en ese esquema. Como futbolista, más no se puede pedir, y como figura mediática también ha cruzado la frontera.

Cada vez presente en más anuncios publicitarios de diversas temáticas, autor de un libro casi autobiográfico cuando por lo menos aún le quedan diez años de carrera, y deseado por sus seguidores. Los culés, masculinos, por su calidad, su entrega y su amor a los colores. Las chicas, ya sigan al Barça o no por su físico.

Esta última cuestión es la que menos desapercibida está pasando, ya que Gerard Piqué ha sido noticia por su famosa foto en actitud cariñosa con Zlatan Ibrahimovic, por haber estado a punto de quedarse sin dientes en el partido contra Honduras en el Mundial o por la ceja que le abrieron los suizos.

Deseos en la red
Rasgos estos que no han hecho más que aflorar en internet. Y el mejor indicador para esto es acudir a la red social Facebook. Poniendo su nombre en el buscador aparecen casi doscientas entradas. De todas ellas, el fenómeno fan se hace patentes, con deseos que rozan la admiración con deseos e instintos... 'primarios'.

No deja de ser gracioso recordar alguno de los grupos de los que el defensa de la selección española forma parte. Algunso nombres no tienen desperdicio: "Gerard Piqué en gallumbos llevándome el desayuno a la cama". "El hombre que todo lo hace bien". "Yo también le haría un favor a Piqué". "Que sea considerado una maravilla del mundo". "La palabra guapo se queda corta para Gerard Piqué". O este último, más reciente y más salidos de tono: "No es que quiera violar a Piqué, es que lo necesito".