Piqué y Busquets, las caras nuevas de España


España se enfrenta a Alemania, el miércoles en semifinales de Sudáfrica-2010, en la revancha de la final de la Eurocopa-2008, que la Roja ganó con casi el mismo equipo que jugará en Durban, con excepción de las caras nuevas de Gerard Piqué y Sergio Busquets.

La selección española presentará contra Alemania casi el mismo equipo que se impuso a los germanos el 29 de junio de 2008 en Viena, con un gol de Fernando Torres.
El técnico Vicente del Bosque tomó la sabia decisión de no tocar casi algo que funciona bien y en el equipo titular que ganó la Eurocopa sólo han entrado el central Gerard Piqué y el volante de contención Sergio Busquets, dos jugadores que no estaban entre los 23 que ganaron el campeonato de Europa.
Piqué, formado en la cantera del Barcelona y que pasó cuatro años en el Manchester United, ha ocupado la plaza en el centro de la defensa dejada por Carlos Marchena, que está en el grupo de 23 de Sudáfrica, mientras que Busquets se ha hecho con la plaza de Marcos Senna, no seleccionado al Mundial.
"La confianza la he sentido depositada en mí desde que me convocó Del Bosque la primera vez. En mi primer partido me puso ya de titular. No lo esperaba y lo agradezco muchísimo", ha dicho Piqué, de apenas 23 años.
Respecto a la final de Viena, habrá algunos retoques, ya que el delantero David Villa no jugó aquel partido por lesión, mientras que Fernando Torres, autor del tanto de la victoria, podría quedar en el banquillo en Durban por su baja forma.
El resto del equipo será básicamente el mismo, pero con esos dos novatos, Piqué y Busquets, que reforzará a Xabi Alonso en las labores defensivas en el medio, mientras que en Viena, Luis Aragonés sólo jugó con Senna como volante de contención.

El técnico alemán, Joachim Löw, se olvidó que Piqué es una de las dos caras nueva de la selección española.
"Tenemos caras nuevas y nuevos personajes. España no ha cambiado mucho, salvo (Sergio) Busquets, son los mismos que en 2008", dijo el técnico germano.
Su autoridad en el centro de la defensa y su buen entendimiento con su compañero Carlos Puyol, ha hecho que su apodo ahora sea Piquenbauer y reciba elogios de grandes personajes del fútbol mundial.
"Su desarrollo en el Barça me sorprende. Lo había visto jugar en el Manchester United, pero Alex Ferguson le hacía jugar como un ''stopper'', teniendo en cuenta su talla y su potencia. En el Barça y en la selección participa en el juego y es verdad que sube como yo. Además hace muy buenos pases. Adoro a este jugador. Siempre intenta cosas nuevas", afirmó Beckenbauer.

El ex seleccionador argentino, César Luis Menotti, ha llegado a afirmar que Piqué es el mejor marcador central desde Beckenbauer, mientras que el ex internacional español Fernando Hierro tampoco ahorra elogios.
"Piqué tiene una calidad asombrosa para jugar atrás, le ves hacer cosas con el balón y te quedas asustado. Piensa como un delantero. Me comparan con él, pero creo que tiene mucha más calidad, porque mete goles con alma de nueve", dijo Hierro.

Busquets, por su parte, con apenas 21 años, es un volante marcador que Pep Guardiola hizo subir con él al primer equipo en 2008.
"Si yo fuera jugador de fútbol me gustaría parecerme a Busquets. Si está bien, el fútbol se hace más fluido", resumió Del Bosque.
Las nuevas joyas del Barça son el plus que ha aportado España a este Mundial respecto a la Eurocopa ganada en 2008.