La broma de Piqué, Puyol y Reina provoca indignación entre los aficionados del Arsenal


Indignación y enfado es lo que ha provocado entre los aficionados del Arsenal la broma de Gerard Piqué y Carles Puyol de colocar la camiseta del FC Barcelona a Cesc Fàbregas, durante la celebración del título de campeones del mundo de la selección española, según publican hoy algunos medios de comunicación ingleses.
El hecho ha causado todo tipo de reacciones entre los 'fans gunners' si se tiene en cuenta que durante este verano se ha venido especulando con un posible traspaso del capitán del Arsenal hacia las filas del equipo azulgrana.

El diario Mail Online titula que Cesc ha sido del Barcelona, "al menos por una noche", mientras que The Sun en su edición digital muestra una foto en la que Fàbregas sonríe con la broma de sus compañeros de selección Piqué, Puyol y Reina.

Si a todo esto le sumamos que el presidente del Barça, Sandro Rosell, ha aprovechado su viaje a Sudáfrica para dialogar con el técnico del Arsenal Arsene Wegner, sobre el posible fichaje del jugador, los fanáticos ingleses están desesperados por las constantes muestras de los futbolistas del Barça para que el joven capitán termine jugando en el Camp Nou.

También han mostrado su ira con el portero del Liverpool, Pepe Reina, por las palabras utilizadas en el momento en que hizo la presentación de Cesc Fàbregas, haciendo referencia al jugador como "el futuro del Barcelona".
Los mismos medios ingleses destacan el alivio que sintieron los aficionados del Arsenal cuando Cesc se quitó inmediatamente la camiseta del Barça, consciente de la repercusión que traería esta imagen vestido de azulgrana.