Piqué y Puyol, un gran muro defensivo contra Chile


Cotundentes e inteligentes, la pareja de centrales del Barcelona formada por Carles Puyol y Gerard Piqué se ha convertido también en la base de la defensa de España y en el último muro de contención para parar el viernes en Pretoria el rápido ataque chileno.
"Llevamos dos años jugando juntos, nos entendemos muy bien, a veces mirándonos ya sabemos lo que queremos decirnos", decía Piqué en una rueda de prensa en Potchefstroom, donde tiene su base la selección española durante el Mundial.
El central barcelonista describía así la esencia de una pareja que funciona a las mil maravillas sobre el terreno, que sabe entenderse y que se alterna perfectamente, como demostraron en la victoria 2-0 contra Honduras el pasado lunes, en que ambos se turnaron para cubrir al único hombre en punta del combinado catracho, el delantero David Suazo.
El muro defensivo que conforman en el Barcelona ha permitido que el equipo azulgrana acabara la temporada como el conjunto menos goleado de la Liga española y ahora están dispuestos a hacer lo mismo en el Mundial de Sudáfrica, donde el viernes tienen una prueba de fuego ante la delantera chilena, en un partido vital para lograr el pase a octavos de final del torneo mundialista.
La victoria es vital para ambos equipos, ya que les permitiría asegurarse su pase a la siguiente ronda, mientras que el empate le vale también a los chilenos, pero no a los españoles, puesto que les haría depender de lo que hagan también Honduras y Suiza en el otro choque del apretado grupo H. Chile lidera el grupo con seis puntos, seguida por España y Suiza, ambas con tres, y Honduras, con cero.
Piqué, olvidado el desafortunado rebote del que fue protagonista en el primer partido contra Suiza, que acabó suponiendo un 50% del gol de la victoria helvética, no dudó en calificar el encuentro de "final", tras salvar el lunes el escollo de Honduras. Luchador, sufrió una herida en la sien en el partido contra Suiza y se partió el labio contra Honduras.
Piqué "domina todas las facetas defensivas y el ámbito puramente ofensivo aporta inteligencia", afirmaba del central catalán el ex barcelonista Abelardo Fernández, campeón olímpico con España en 1992.
Piqué no sólo es una garantía en defensa, sino que también se incorpora bien al ataque y va bien de cabeza en los saques de esquinas y jugadas a balón parado cerca del área contraria, habiendo marcado dos tantos esta temporada con su equipo.
Si Piqué es la inteligencia y la colocación en el campo, su par en la defensa Carles Puyol aporta la veteranía y la fuerza física, que se supone en los buenos centrales.
"Juega de central pero su velocidad le convierten más en un marcador", auténtica pesadilla de muchos atacantes, afirmaba del jugador barcelonista, otro ex defensa azulgrana, Miguel Ángel Nadal, tío del tenista Rafa Nadal. "Es un portento físico y su veteranía" es clave en el equipo, donde es uno de los pesos pesados del vestuario, añadió Nadal en unas declaraciones poco antes del inicio del Mundial.
Y es que Puyol es uno de los jugadores de la 'Roja' en activo con más galones, habiendo jugado 85 partidos con la selección española, sólo superado por Xavi Hernández, con 88, e Iker Casillas, con 106.
Ambos "conforman una de las parejas de centrales más sólidas" del panorama mundial, insiste Nadal, para el que el hecho de que una pareja tan compenetrada juegue también en la selección es una garantía de éxito.