martes, 18 de mayo de 2010

Muni Caretti muestra sus obras en el espacio 1887

“También es bueno exponer fuera del circuito oficial”

"Me nutren la música, los libros, el cine. Uno empieza con una idea hasta que aparece la huella. Entonces aparecen los colores, el cuadro, el título. No se trata de inspiración", dice sobre su trabajo Muni Caretti. El reconocido artista plástico platense realiza una muestra de sus pinturas en el Espacio de Arte y Restó 1887 (6 y 56). Allí sus obras estarán en exposición hasta principios de junio y quienes vayan a verlas también podrán optar por quedarse a cenar en el lugar, una cita ideal para combinar arte y gastronomía.

–¿Qué tiene de distinto exponer en un lugar que no es la sala de un museo?
–Está bueno exponer también fuera del circuito oficial y hoy por hoy hay muchos lugares así, restó o centros culturales que son otra posibilidad para mostrarse. Y está bueno, siempre que haya lugares donde mostrar las obras, sirve.

–Esos lugares también permiten que la muestra sea vista por otro tipo de público, que tal vez no suele ir a una exposición...

–Va otro tipo de público y van de otra manera, la gente va tranquila; algunos van a ver la exposición y otros van a comer y se encuentran con la muestra pero la disfrutan igual. Y los lugares adoptan también esta modalidad de muestra porque “los viste” de alguna manera.

Carlos Guillermo Caretti nació en la ciudad de La Plata el 11 de setiembre de 1958. Hoy en día, este artista plástico, cuya obra se caracteriza por su color y su textura, celebra sus 25 años de trayectoria con más obras y proyectos innovadores.

"Muni" Caretti se fue abriendo paso en el mundo de la pintura a fuerza de observación y experimentación, como cuando era un niño y se pasaba horas examinando las vetas y los nudos de la madera del piso de su habitación o como cuando jugaba a imaginarse ser, ya de adolescente, el diseñador de las tapas de los discos de sus bandas predilectas.

Ensayo-error es la forma que Caretti eligió desde que comenzó a pintar sobre hardboard, con óleos, dibujos o figuras al mejor estilo panfletario, en ese ideal de juventud donde la política, los libros y el cine fueron –y todavía lo son– los disparadores que estimulaban su fantasía surrealista: romper con las pautas fue su premisa.

Rojos, naranjas y ocres vibran para sacar afuera la pasión. Esa musa que inspira su paleta y por la que se deja llevar sin saber hacia dónde va. Es el cómplice que Muni Caretti elige para que lo acompañe en el proceso creativo, ese camino a lo largo del cual encuentra la huella y entonces sí, pinta y encuentra el título y el fundamento de esa obra.

Formas de dinámica que invitan a la aventura y destreza para crear espacios sugerentes arman frente al espectador un universo propio y vital que vibra en memorias y despierta ecos olvidados.

–¿Qué diferencia esta muestra de las que usted realizó anteriormente?

–Esta muestra tiene las obras de la última exposición en Vendrás alguna vez, Aloja Cultura, que realicé en diciembre del año pasado, y también obras anteriores, que en parte siguen una línea pero que no tienen el mismo formato. La idea de este año es seguir mostrando mi trabajo de acá a diciembre, cuando haga la muestra en el Mumart. Estoy en un punto de partida para un tipo de pintura más definida. Es un momento en el que estoy tranquilo con lo que estoy haciendo, encontré el punto de lo que me gusta.

Fuente: Diagonales