martes, 18 de mayo de 2010

Declaran de interés cultural la casa de Luca Prodan

Hoy cumpliría 57 años

A modo de homenaje, la Legislatura porteña nombrará "sitio de interés cultural" al hogar que sirvió de refugio al líder de Sumo en los ochenta. El acto se realizará esta tarde en la misma vivienda ubicada en Alsina 451, donde se reunirán amigos y familiares del cantante para reinaugurar un "multiespacio artístico".

Hoy Luca Prodan cumpliría 57 años y el aniversario no pasará desapercibido ya que esta tarde, a partir de las 18, en su casa del barrio San Telmo se celebrará el cumpleaños. En el festejo la Legislatura porteña declarará "sitio de interés cultural al inmueble" y se reinaugurará un "multiespacio artístico" bautizado Lo de Luca.

Amigos y familiares del músico se reunirán esta tarde en el hogar que sirvió de refugio al cantante italiano es Alsina 451 y allí, festejarán el aniversario de su nacimiento con la banda Romapagana, del hermano de Luca, Andrea Prodan, Ismael Sokol y La Propina, la bandoneonista Carla Algeri, que tocará tema de Sumo, y el grupo El Búfalo.

No se descarta que aparezcan por San Telmo algunos "amigos" en la velada que será transmitida por Internet, a través de Radio Rebelde.

Su vida, su obra

Luca Prodan nació en Roma, en el seno de una familia de buena posición y culta. Concurrió a un aristocrático colegio escocés, al que también iba el Prícipe Carlos, que abandonó para viajar por Europa y recorrer los caminos del arte.

Durante los 70’ residió en Londres y vivió en carne propia el nacimiento del punk. A principios de los 80’, tratando de escapar de su adicción a la heronia, llegó a las sierra de Córdoba, donde su amigo Timmy McKern lo cobijó en su hogar.

Luego se radicó en Hurlingham, donde conoció a los músicos con los que luego formó Sumo. Prodan volcó en este grupo todo el bagaje musical que traía del viejo continente: punk, reggae, post punk, funk, etc.

Sumo es uno de los hitos musicales de la post dictadura, un grupo que creó con un estilo sumamente personal y dejó una profunda marca en el rock argentino que vino después.

Luca murió el 22 de diciembre de 1982, en su casa de la calle Alsina, en Buenos Aires. Según los médicos murió a causa de una cirrosis epática, aunque este aspecto no quedó demasiado claro. Tenía 34 años.

Fuente: El Argentino