Marruecos cierra Le Journal, el periódico más incómodo en el país


Era la crónica de una muerte anunciada. Le Journal, el diario más crítico contra el poder central (Majzén), cerró sus páginas para siempre por orden de un tribunal marroquí. Cinco funcionarios confiscaron este miércoles la redacción, sellaron sus ventanas, pidieron a los periodistas abandonar la sala, y cambiaron la cerradura de una puerta que se abrió en 1997 para una nueva generación cultivada y desencantada con su clase política y con todo un sistema. Fuentes judiciales dijeron que el cierre se debe a la “acumulación de deudas durante los últimos siete años ante la hacienda pública”. Sin embargo, para otros medios informativos menos duros con el régimen no se ha aplicado con el mismo rigor la reclamación tributaria. Según el creador de la publicación, Aboubakr Jamai, uno de los más influyentes periodistas de Marruecos críticos con el monarca Alauí, “la decisión es claramente política por las publicaciones que en el último mes realizamos sobre la activista saharaui Aminetu Haidar.