Carmelo Ramírez denuncia que Marruecos ha intensificado la represión y la violación de los derechos humanos en los territorios ocupados

viernes, 22 de enero de 2010

Asegura que la estrategia de Marruecos es tratar de silenciar lo que está ocurriendo en los territorios ocupados

ImageImageAudio de la entrevista







SB-Noticias.- Carmelo Ramírez, consejero de Cooperación Institucional y Solidaridad Internacional del cabildo de Gran Canaria y presidente de la Federación Estatal de Instituciones Solidarias con el Sahara, analizó en el programa La Trapera de Radio San Borondón la actualidad en torno al pueblo saharaui, el viaje de Aminatu Haidar a España para realizarse pruebas médicas tras su larga huelga de hambre y el anuncio de Zapatero de celebrar el próximo verano una cumbre UE-Marruecos para avanzar en el plan de autonomía que el reino alauita plantea para el Sahara Occidental.

Ramírez explicó en primer lugar que la activista saharaui Aminatu Haidar ha salido de El Aaiún para realizarse una revisión médica general en España, teniendo en cuenta que tras su huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote, no ha podido ser vista en su tierra por ningún médico porque allí o no hay médicos de confianza o no los hay que se presten a hacer ese trabajo por temor a represalias de Marruecos. Por este motivo, decidió acudir a los médicos que tradicionalmente la han visto, haciéndose chequeos durante las próximas semanas para ver en qué circunstancias se encuentra su estado de salud tras la huelga de hambre.

El presidente de la Federación Estatal de Instituciones Solidarias con el Sahara dijo que Haidar recuperará su plan de trabajo en cuanto termine con sus pruebas médicas, incrementando inclusive su agenda para hacer llegar al mundo la denuncia de las violaciones de los derechos humanos que está padeciendo el pueblo saharaui, con una actitud de represalia continua por parte de Marruecos contra la población saharaui, que no sólo no ha aflojado, sino que se ha intensificado la represión y la violación de los derechos humanos por parte del gobierno marroquí en los territorios ocupados, que agrava la situación cada vez más.
Carmelo Ramírez denuncia que Marruecos ha intensificado la represión y la violación de los derechos humanos en los territorios ocupados y asegura que la estrategia de este régimen fascista es tratar de silenciar lo que está ocurriendo en el Sahara.

Recuerda que en estos momentos hay más de 60 activistas saharauis en cárceles marroquíes, hay siete defensores de los derechos humanos a quienes el gobierno de Marruecos les ha aplicado el código militar por traición al reino alauita, lo que significa una gran preocupación por lo que pueda pasar, toda vez que podrían ser ejecutados por esta causa. A lo que habría que sumar las requisas de documentos a los defensores de los derechos humanos para que no puedan salir de los territorios, es decir, retirada de pasaportes y documentos personales, para que no se puedan mover ni incluso por el Sahara, y a quienes caducan estos documentos, sencillamente no se los están renovando.

Sobre la cumbre de la UE-Marruecos que se va a celebrar entre el 7 y el 8 de marzo en Granada, aprovechando la presidencia española de la UE, considera que lo que se pretende hacer por parte de la presidencia de turno presidida por Rodríguez Zapatero es legitimar la ocupación marroquí del Sahara Occidental y seguir apoyando al régimen fascista marroquí, dijo el dirigente grancanario.

Según Ramírez, el propio Zapatero decía estos días que a pesar de todo, Marruecos es una nación estratégica para los intereses económicos españoles y que por ello, el gobierno de España seguiría favoreciendo unos acuerdos privilegiados para Marruecos sin exigir ningún tipo de contraprestación en lo referido al cumplimiento de las resoluciones de Naciones Unidas sobre el referéndum de autodeterminación o al respeto a los derechos humanos.

Por tanto, el gobierno español no solamente trata de apuntalar el régimen marroquí con esa cumbre, sino que permitirá, mirando para otro lado, que Marruecos siga incumpliendo la legalidad internacional no celebrando el referéndum y siga violando los derechos humanos.