Aminetu Haidar regresa a España para someterse a un chequeo médico

Aminetu a su llegada a Las Palmas, junto a Carmelo Ramírez y Fefi Millán | Efe

Amnistía Internacional denuncia que la activista saharaui se encuentra bajo vigilancia constante en El Aaiún

EL PAÍS: IGNACIO CEMBRERO - Madrid - 19/01/2010


La activista saharaui Aminetu Haidar ha aterrizado hoy en Las Palmas, un mes después de conseguir regresar al Sáhara, en un vuelo procedente de El Aaiún. Su objetivo es acudir al médico para someterse a un chequeo que evalúe las consecuencias de sus 32 días de huelga de hambre y renovar su permiso de residencia en España que le caduca este mes.

El permiso le fue concedido en 2006 por razones humanitarias poco después de que saliera de prisión para que pudiera acudir al médico. De hecho visitaba con regularidad a unos médicos en La Paz.

En el aeropuerto de El Aaiún, familiares y amigos acompañaron a Haidar y, pese a las destacada presencia policial, las formalidades administrativas se desarrollaron sin incidencias, ha indicado a EFE la vicepresidenta de la Asociación Saharaui de Víctimas de Graves Violaciones de los Derechos Humanos (ASDVH), Djimi Elgalia.

Horas antes de que Haidar partiera hacia Las Palmas, Amnistía Internacional ha denunciado en un comunicado que la activista saharaui y su familia se encuentran bajo vigilancia constante en El Aaiún, por lo que "no ha podido reanudar su vida normal, ni su trabajo de defensa de los derechos humanos". "Hay agentes de policía y de otras fuerzas de seguridad apostados día y noche cerca de su casa. La siguen siempre que sale. Echan a los simpatizantes y periodistas extranjeros que intentan verla", denuncia la organización.

Además, según Amnistía Internacional, algunas familiares, amigos y simpatizantes de Haidar han sido agredidos cuando han intentado visitarla e incluso "varios han sido detenidos e interrogados por agentes de seguridad".

El pasado 17 de diciembre, Marruecos dio el visto bueno para que la más célebre de las activistas saharaui regresara tras 32 días en huelga de hambre a El Aaiún, de donde fue expulsada el 14 de noviembre a Canarias.