Sexo, VIH y SIDA.



Licda. Heidy Camilo

Desde sus inicios el VIH y el SIDA han sido temas de controversia dentro y fuera de nuestro país, y mayor aún cuando se habla de relaciones sexuales, sea o no la persona VIH positivo.

El virus de Inmuno Deficiencia Humana (VIH) es el agente causante del Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (SIDA), el VIH se transmite única y exclusivamente tres vías que son Vía Sexual: por medio de relaciones sexuales vaginal, anal y oral sin protección.

Vía sanguínea: por medio de transfusión sanguínea, trasplante de órganos e intercambio de jeringas usadas. Transmisión Vertical: Las madres que tienen el virus lo pueden transmitir a sus bebés durante el embarazo, durante el Parto y la Lactancia.

Los únicos fluídos capaces de transmitir el VIH son: Semen, Fluido Vaginal, Sangre, Leche Materna. En nuestro país las estadísticas demuestran que el 74.8 % de trasmisión es por la vía sexual específicamente la heterosexual donde según las descripción por genero la mujer se encuentra más afectada.

El desconocimiento de esta condición de salud, provoca reacciones inadecuadas, siendo más vulnerables las personas que tienen prácticas sexuales riesgosas, es decir, a personas que tienen una vida sexual activa sin el uso de un preservativo como medida de prevención.

Cuando se habla de una persona que vive con VIH se asume que termina su vida, esto es falso, los seres humanos que viven con ésta condición de salud desarrollan su vida completamente igual a las demás persona.

Las parejas donde ambos son positivos deben y tienen que usar el condón en sus prácticas sexuales, esto debido a que una de las partes puede re-infectar al otro miembro de la pareja de forma inconciente de otra cepa del virus o de otra infección de trasmisión sexual.

Una de las pregunta más comunes que se encuentran al hablar del VIH, es la posibilidad de que existan parejas cero discordantes, es decir, donde una sea positiva y la otra negativa, este tipo de parejas son frecuentes, sólo que en sus prácticas sexuales siempre incluyen el uso de un condón.

Entre las formas de prevención se encuentra la abstinencia sexual, preferida para el trabajo con adolescentes y adultos jóvenes, donde el enfoque es el retraso de una vida sexual coital. Ser fiel es otra de las formas de prevención; el uso correcto del condón es el método preventivo más común.

El VIH no se ve en la cara, prevenir el SIDA está en tus manos, cuídate.