Estrategia estúpida

02/12/2009

Por: El periodista marroquí Abu Bakr Aljamei

Considera el periodista marroquí, Abu Bakr Aljamei, en el editorial del periódico "Le Journal" en francés, que lo que hicieron las autoridades marroquíes contra Aminatou Haidar es ilegal, inmoral y estúpido. El siguiente es el texto del editorial del periódico de entre el 21 y el 27 de noviembre pasado.
-----------------------
La acción de las autoridades marroquíes contra Aminatou Haidar es ilegal, inmoral y estúpida. Ilegal porque es contraria a la Convención Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos de 1966, y aprobado y firmado oficialmente por Marruecos . Y este acuerdo dice que: "Nadie puede ser privado de su derecho a regresar a su patria" (Capítulo 12, artículo 4).
Es inmoral porque las autoridades marroquíes han expulsado a una mujer en contra de su voluntad, de un lugar donde vive y siempre ha sido el hogar de sus ancestros. Aquí se ha separado entre una madre y su familia y entre una madre y sus dos hijos. En este punto debemos detenernos y pensar con nosotros mismos y preguntarnos: ¿En qué país nos hemos convertido? Y sobre qué principios se basa nuestra vida colectiva? ¿Cuál es el país que queremos legar a nuestros hijos? Es racional que nuestro proyecto en la cuestión del Sáhara no puede ser sino a expensas de nuestros principios? O por violaciones de los derechos humanos contra aquellos que han opinado diferente? La elección entre la integridad territorial de nuestro país y los principios que nosotros decimos que creemos en ellos, es una opción que parece ser difícil, pero el problema es que la elección es totalmente equivocada. Por el contrario, la victoria en esta batalla está vinculada totalmente a nuestro respeto por los derechos humanos y la libertad religiosa, libertad de opinión y la libertad de asociación, especialmente para aquellos que no comparten nuestra posición sobre la cuestión del Sáhara. Es aquí donde podemos decir que la aplicación del discurso de M6, del 6 de noviembre es algo estúpido, seriamente estúpido.
Aminatou Haidar y sus amigos, los activistas proderechos humanos están exigiendo el derecho de los saharauis a la libre determinación. Por nuestra parte, si estamos convencidos de que no se puede obligar a un pueblo a aceptar una norma rechazada, debemos adoptar una estrategia que no fomenta el rechazo de los saharauis a la pertenencia a la nación marroquí. En otras palabras, los independentistas no son los que ponen en peligro los intereses de Marruecos, sino es la adopción de un mayor número de saharauis por sus ideas.
Esa actitud estúpida de las autoridades radica en el hecho de que violando los derechos fundamentales de los independentistas ayuda a la comercialización de la idea de la independencia. La estrategia de la Sra. Aminetu Haidar y sus amigos radica en convencer a los saharauis que su futuro será mejor en el contexto de un estado saharaui independiente que un futuro en el marco de la soberanía marroquí. Y mostrando la cara fea del proceder del régimen marroquí, aseguramos la validez de esta idea. Vamos a ganar esta batalla sólo cuando seamos capaces de ofrecer un futuro mejor para los saharauis que el propuesto por los independentistas, y, lamentablemente, parece que hemos fallado sistemáticamente en hacerlo, ¿quién se ha equivocado en eso? Todos nosotros.
Los errores son cometidos sistemáticamente, sin duda por un régimen que considera de dignidad humillante ser responsabilizados por sus acciones, pero los que siguen el "estilo libre" que no eran posibles por el hecho de que las élites son élites corruptas de manera espectacular, o simplemente ausentes y completamente incapaces de darse cuenta por su grado de impunidad.
Para ser patriotas, debemos poner las políticas del régimen en la espinosa cuestión del Sáhara para la evaluación y la crítica si es necesario. Ahora, la "unanimidad" a hacernos los de la vista gorda a los abusos cometidos por el régimen son un aperitivo mas para la unanimidad " disfrazada sobre la necesidad “urgente”de garantizar la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

Traducción de Gadfi Taquillo.