Militantes saharauis y universitarios marroquíes iniciarán una huelga de hambre en apoyo a Aminatu Haidar



En la medianoche de este martes, militantes saharauis y estudiantes universitarios de varias ciudades marroquíes van a iniciar una huelga de hambre de 24 horas en apoyo a la activista de los derechos humanos Aminatu Haidar que lleva ya nueve días en el aeropuerto de Lanzarote, después de que Marruecos le retirara el pasaporte. El ministro Moratinos ha explicado este lunes que la única salida a esta situación es que Haidar acepte un nuevo pasaporte marroquí o el estatuto de refugiada que le concedería España.
La activista saharaui ha cumplido una semana en huelga de hambre y ha reiterado su deseo de que la devuelvan a El Aaiún "con o sin pasaporte", según fuentes de su plataforma de apoyo.
Haidar ha rechazado de nuevo la solución a su caso ofrecida este lunes en el Congreso por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, de que para que pueda regresar a El Aaiún acepte un nuevo pasaporte marroquí o el estatuto de refugiada que le concedería España.
Tras siete días de huelga de hambre y nueve días en el aeropuerto lanzaroteño, Haidar se encuentra débil, según fuentes de la plataforma de apoyo, que han explicado que su situación es examinada todos los días por un médico.
Durante este lunes, la activista saharaui ha recibido mensajes de apoyo del actor Javier Bardem y el escritor Alberto Vázquez Figueroa, según la Plataforma de apoyo a Aminatu Haidar. El también actor Willy Toledo, quien acompaña personalmente a la activista de los derechos humanos, también ha querido solidarizarse, en los micrófonos de la Cadena SER, con la situación de Haidar.

No será la primera huelga de hambre en los últimos días. "Un grupo de 300 mujeres de El Aaiún, Dakhla, Bojador y Smara les precedió este viernes y anunciaron que ésta es sólo la primera etapa de su lucha para la vuelta de Haidar", continúa Durhi.Este miembro de la Asvdh, sin embargo, descarta que vayan a producirse en estos momentos "grandes manifestaciones en las calles del Sahara", porque temen "que las fuerzas policiales marroquíes cargarían duramente contra nosotros".Aún así, "si la situación se alarga y Aminatu (Haidar) no regresa", no descarta que los saharauis "decidan poner en marcha otro tipo de acciones, más contundentes; en especial los jóvenes, que están cansados de ver cómo el conflicto se enquista cada vez más".