jueves, 19 de noviembre de 2009

Amasar la harina juntos


Amasar la harina juntos.
Apagar la tele
para poner una música que nos invite a bailar,
a mover nuestros cuerpos,
a deslizarnos sinuosamente.

Reirnos por nada
mientras mezclamos ingredientes
en una sopa de colores.
Sentarnos a ver una puesta de sol,
sin palabras,
dejando que la luz nos inunde.

Probar distintos masajes:
el de las cosquillas
cuando estamos muy serios;
el de las