Reflexión: ¿Cómo nos encontrará Dios?



¿Cómo nos encontrará Dios en el momento en que se nos busque para llevarnos a su presencia definitiva? ¿Acaso más generosos y compasivos con los que son atravesados por el dolor de su propio pecado? ¿Nos encontrará cuidando sin quejas ni protestas a nuestro padre enfermo o sirviendo amorosa y calladamente al esposo discapacitado? ¿Qué estaremos haciendo en ese instante final? Ayudando a otros a comer, como el criado fiel a los sirvientes (nada más en República Dominicana, entre el 12 y el 15% de personas prueban alimentos una sola vez al día). ¿O estaremos alfabetizando a algunos de esos dominicanos que forman parte del 10% de personas mayores de 15 años analfabetos? ¿Estaríamos acogiendo nuestra enfermedad con paciencia y agradecimiento? ¿Nos encontraría reconciliados con nuestra historia personal y con la vida? ¿Qué tenderemos en nuestras manos para ofrecerle?

Pidamos a Dios que nos encuentre con el perdón como escudo en nuestras relaciones; con el amor como vestido y la alegría como nuestra única joya. Pidamos que él nos descubra con la justicia, como meta. Pidamos a Dios que nos acoja como los criados de su reino.

RAYO DE LUZ. Agosto 2009.Año 9.No 102.