lunes, 7 de septiembre de 2009

El Beso


El otro día estaba tranquilamente sentada en un parque del centro con mi chico, a lo que llegó una chica con una cámara de foto y me pregunta:
-¿Te importaría besarle y que os haga una foto? Es que es para un concurso.
Me hizo gracia y lo hice.

Luego me acordé de esta foto que es mi favorita, el Beso de Doisneau y pensé que ojalá ganase si le había quedado tan bien cómo esta.
Quién sabe si a ellos este fotógrafo no les preguntó lo mismo antes de retratarlos y mira luego que imagen para la posteridad.
Además que ahora que lo pienso el chico de la fotografía se parece al mío. Lástima que yo a la chica no, sino le podría haber quedado una toma todavía más parecida.

Tiene que hacer ilusión que te inmortalicen así, son cosas que normalmente no suelo pensar porque la que está detrás de la cámara suelo ser yo.