25 HORAS DE CADA DIA de Guillermo Sánchez


Guillermo Sánchez. Nace en San Cristóbal. Bajo las orientaciones del Prof.Servio Uribe (Toñito), fundador del primer grupo Coral Caliope, crea y dirige en Haina el segundo grupo de poesía coreada del país, Grupo teatral San Marcos; fundador y director del Circulo Teatral Juan Sánchez Lamouth. Catedrático (27 años) de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en las cátedras de Sistema y Contabilidad General de la Escuela de Contabilidad. Se desempeña como auditor de la Superintendencia de Bancos de la República Dominicana.

Tiene en carpeta las siguientes obras: Fundamentos de contabilidad General III, IV y V. Hoyos, Lamentos y esperanzas (poemas sociales). Confundido (Narrativa). La historia de un acompañante indeseado (cuento) y La trocha (cuento).




La facultad de Ciencias Económicas y Sociales y la Escuela de Contabilidad de la Universidad Autónoma de Santo Domingo puso a circular el libro de poemas “25 horas de cada día”, de su maestro Guillermo Sánchez, el domingo 13 del presente mes en la Cámara de Comercio y Producción de San Cristóbal.


El poeta Teddy Brito fungió como maestro de ceremonias y a seguidas nombró a las personalidades que estaban en la mesa directiva: el Lic. Rafael Reynoso, el lic. Ramón Desangles (vice decano), El lic. Guillermo Sánchez, el lic. Norberto Hernández, Director Escuela de Contabilidad.




Inició el acto el lic. Norberto Sánchez, el cual leyó uno de los poemas, “relacionado con la carrera”:

Amor y computadora
Quiero ser tu menú, de un programa logrado
Digitas bien mis datos, en tu archivo maestro
Procésame ahora mismo, no me importa el lenguaje
Con diagrama de flujo, sin tiempo compartido.

Almacenas mis datos en tu memoria
Recuerda por siempre que te vivo
Acumulas en software mis deseos
Imprimiendo el sistema que yo ansío.

Al tener mis locuras procesadas,
Se convierte el lenguaje en amor puro,
En disco duro quedan grabadas
Tus cosas y las mías y que perduren.

Prográmate de nuevo y ven a mí
Con símbolos y dígitos amorosos
Imprímele a tu vida un proceso
Veras que programa yo te ofrezco.

Diséñame, prográmame, digítame,
Acumula mis cosas en tu vida
Esta programación vivida por los dos
¡No tendrá fin alguno en el Sistema nuestro!



El licencidado Ramón Desangles también tuvo palabras de elogios para la obra del Lic. Guillermo Sánchez.



En representación de la Fundación Aníbal Montaño las poetisas: Marlex Indhira y Marquelis Valdez, declamaron algunas varias poesías del libro:

¿Guerra contra mí?
Me declaras la guerra, seso me dicen
Que intervendrás mi norte, ya lo supe
Que invadirás mi zona, me supongo
O minarás mis predios, de seguro

La guerra a ti te importa, ya lo sé
Y espero un ataque despiadado
Si disparas y me vences, sin rendirme,
¡Con gusto seré tu prisionero!

Capturado por ti, escaparé una noche de luna
Construyo mi búnker y me apertrecho
No valdrán tus misiles, ni cañones
Con mi trinchera de amor, te lo aseguro.

Mi retaguardia cubierta está
Mi frente avanza hacia tu zona
Las armas que usare, serán por ti desconocidas
¡Invadiré tu territorio y murallas!
Y así, sencillamente,
¡Perderás la guerra que iniciaste!

Lo que eres

Eres lluvia, eres sol
Eres estrella, también galaxia
Eres flor, eres jardín
Eres presente, también futuro.

Contigo esta la primavera
Pero además, eres verano
Eres sonrisa, eres alegrías
Eres llovizna, también rocío

Brisa de otoño fresca y fragante
Eres invierno, tiempo y espacio
Eres tu verso, también estrofa
Eres poesía, también la musa.

¡Ya lo ves, eso eres tú!
Hora bien, ¿Qué seré yo?
Yo no lo sé, soy y seré, ¡después de ti
Lo que tu quieras!






El Lic. Milciades Díaz Santil leyó el prólogo de la obra:

Subrayados

Se dice que la vida de un poeta nace cuando publica por primera vez alguno de sus versos, pero con Guillermo Sánchez no nace precisamente ahora, sino cuando inmerso en la turbulencia de los aspectos políticos, artísticos y culturales posterior a la muerte de Trujillo, comienza a escribir versos en su ciudad natal, San Cristóbal, dando a conocer su poema, ¿Te pido poco o te pido mucho?, el cual da origen al titulo de esta obra: “25 horas de cada día para amarte”.

En los poemas de Sánchez, los versos no se superan sino que se multiplican. En su poética no hay rebusques; solo es el, dentro de él con su poesía para la mujer amada. No es ampulosa, es muy propia sin poder distanciarse de su referente social, sus angustias, amores y desilusiones.





Y para finalizar el acto el autor del libro explicó la motivación de escribir poemas y leyó el poema que dio origen al título del libro:

¿Le pido poco mucho?

Llegaste así, sencilla; pero con firme convicción
Lo presentía, ya lo esperaba
Y tu llegada a provocado,
Que estén tocando todos los Angeles del más allá
Sus clarinadas.

Al celebrarlo, entrego a ti dos lunas llenas
Cinco estaciones del año,
Océanos seis
Diez continentes, dos universos.

A ti te pido el entero
Globalizándonos de amor
Con el inicio de este milenio
¡Y así seré un gran alfil de tu ajedrez!

De cada minuto tuyo, quiero 61 segundos
61 minutos de cada hora tuya
25 horas de cada día.
De cada semana, dame 8 días
Por cada año, semanas tuyas pido a la vez 53
Por cada día, dame dos noches
¡Bríndame, al fin, dos primaveras!

Si el nuevo siglo me entregas tú
Preguntaría a un transeúnte
A esta mujer que quiero tanto, que bien disfruto
¿Le pido poco o le pido mucho?