domingo, 2 de agosto de 2009

Un hilo invisible

Hay un hilo que ata cosas aparentemente lejanas.
Cómo cuando aparece algo que da un vuelco a tu vida
en el momento que más lo necesitas
y ya no lo esperas...
Algunos lo llaman coincidencia, pero es un hilo invisible.
Dos universos paralelos que se chocan y se convierten en uno.
La canción que pongo debajo es un hilo invisible.
Un latido que se convierte en ritmo.
La luna se vuelve sol
La noche, día
Porque detrás de cada persona se esconde otra.
Quizás más bella, quizás más nueva, quizás la tuya.



La teoría del hilo invisible no es mía, pero que todo sea vivir y coser.

Te has subio en mi nube y te quiero conocer
para ver si en tus ojos hay un trozo de mi ser
Así cada vez que llores en tu llanto estaré yo
y las lágrimas serán un escudo protector
y en las noches que tiñas de gris tu corazón
en los días que el sol no derrita el dolor

Quisiera ser la llave del candado de tu destino
la coraza que te haga ser silencio en el bullicio
el grito que se te escape cuando veas injusticias
el pesao que te taladre con el tema de la utopía

No te preguntamos ni pedimos tu opinión
te trajimos a este mundo donde solo hay confusión
Ojalá yo pueda ser el filtro que te haga ver
los colores que se esconden detrás del amanecer

Para que cada mañana tu sonrisa me haga andar
encajando las patadas que la vida nos va a dar...

Quisiera ser la percha en la cuelgues tus sueños
el que mate a los fantasmas que aparezcan en tus cuentos
el recuerdo que te alivie cuando te sientas perdida
el pesao que te taladre con canciones para María