De Salud y Otras cosas: Duerme Ud. bien?



Cesar Mella

El sueño se ha definido como un estado reversible, caracterizado por los reposos relativos y una marcada disminución de la sensibilidad a los estimulaos externos (José María Poveda 1990).
Uno se pasa la tercera parte de su vida durmiendo. En ese estado reponemos energías. El cerebro sigue trabajando, así como todos los órganos y sistemas del cuerpo (respiración, latido cardiaco etc.).

Dada la importancia de “dormir bien y a patas sueltas” en épocas de insomnios y preocupaciones, me permito recordarles consejos sencillos, pero que Uds. casi nunca aplican:

Camine en las mañanas por lo menos medio hora.
No coma en abundancia en las noches.

Una toma calientita como las tizanas de tilo y valeriana en las noches son inductoras del buen dormir.

Si no tiene sueño, póngase a leer o a organizar algo en el hogar y esperar los bostezos y los avisos que invitan a la cama.

Haga una pavita de mecedora, quiero decir, que las largas siestas compiten negativamente con la profundidad y calidad del sueño.

La cafeína, las colas y otras bebidas energizantes después del medio día, en algunas personas, inducen al insomnio.

Una cama cómoda, una habitación bien climatizada, una rutina de acostarse y levantarse a la misma hora ayudan mucho.

Si no te puedes quedar dormido, lo recomendable es aplicar una técnica de relajación corporal y traer a la mente, como si fuera una película, tus mejores recuerdos.


Algunas personas me han contado que tratando de inducir el sueño se imaginan un campo lleno de ovejas blancas y tratan de contarlas una a una…

Si duermes con pareja y dependiendo de sus estilos y hábitos en el plano de la intimidad, alcanzar un orgasmo se considera un excelente relajante que patrocina un sueño reparador.

Lo ideal es no tener que llegar a las tabletas, que siempre deben estar prescritas por personal sanitario calificado, por ejemplo, un profesional de la psiquiatría y por un periodo que no exceda el mes.

Sabemos que “hay malos durmientes” de toda la vida y que mucha gente se “aploma un trago de alcohol” para dormirse.
Conocemos que “llevar a la almohada” problemas insolubles dificulta el sueño.

Las deudas que contrae una persona responsable que no puede pagarlas en los plazos previstos, boicotean a Morfeo y como no, los problemas sentimentales severos dejan a cualquiera con los “ojos tiesos toda la noche”.

Dormir bien, decía Máximo Beras Goico, es el mejor alimento del alma y yo agrego “el que mal duerme, mal piensa”…