Antesala de Boda



No me voy a casar no, no hay porque asustarse.
El fin de semana pasado estuve cómo fotógrafa e invitada, pluri-empleo again en una boda.
Y yo me pregunto, ¿ por qué se casa la gente?
Casualmente, también ha salido el tema en conversaciones en las que estaba yo presente.

Respuestas:

- A alguien habrá que sacarle la pasta para irse de viaje de novios.
- Tiene beneficios fiscales.
- Porque a la novia le hacía ilusión.
- Hay que formalizar la relación.
- Bueno, si a los treinta años no te casas...entonces supongo que ahora tendré que tener hijos, porque los que no los tienen son raros ¿no?

Yo igual no tengo ni puñetera idea de porque se va a un altar, pero desde luego que todas las respuestas anteriores me parecen lamentables.

Opino que si quieres a alguien no lo tiene que poner escrito en un papel, cómo si estuvieras atado de por vida, que lo de los hijos tampoco me vale de excusa porque si les ocurre algo a alguno de los cónyuges heredan igual.
Y lo de sacar pelas para un viaje o por montar el número de cara a la galería pues me parece de risa.

Me he afirmado mucho en esta opinión, que cada uno puede tener la suya, viendo por primera vez cómo se viste una novia para casarse.

Observaciones:

-Unas medias que no entran, unos ligeros que no sirven, mala hostia, nervios, histeria, llantos, gritos, portazos...

He perdido la tapa de mi objetivo en esa habitación de hotel/sala de tortura, pero cualquiera se concentra.

Espero que por lo general las novias vayan contentas al altar y disfruten de ese día, porque sino ¿para qué?