Show en el Bule


Voy a contaros la odisea que tuve el sábado pasado porque no tiene desperdicio.

Estaba yo de pie en el búho (autobús nocturno para el que no lo sepa), volviendo a casa a eso de las cuatro de la mañana cuando me empieza a llegar el ruido molesto de las niñatas del fondo.
Llevaban puesto un cassette, móvil o lo que fuera a toda mecha con flamenco y encima cantaban muy emocionadas, que ni que estuvieran en OT.
El caso es que pinta de escuchar flamenco no tenían, llevaban ropa negra y rosa con estrellas en el pelo. Con los ojos pintados de forma muy rara, para mi que a estas ahora se las llama pokeras.

Había también cerca de la segunda puerta un tipo gordo de unos treinta y pico con pelo largo, chupa de cuero. Lo que es el típico rockero vamos.
A lo que le inflan las narices, se da la vuelta, se levanta la camiseta y les dice:
-Eh, las de detrás, que nos estáis dando la nochecita bakalas ¿queréis ver mi muñeco?
Lo del muñeco fue acompañado de cogerse de toda la barrigota y empezar a moverla.
No pude evitar empezar a reírme. La contestación que tuvo fue:
-Pero que nosotras no somos bakalas, ¿qué dices? si nosotras escuchamos flamenco y sfdk (o algo así ¿?)
-Vosotras lo que sois es un cáncer, que estáis molestando al autobús, sois como la tortura esa china del Vietnam con la gota de agua cayendo sobre la frente ¿?.
-Pero que dices gordo? si nosotras no nos hemos metido con nadie y no te hemos faltado al respeto.- Eso de que no estaban molestando lo dirían ellas.

Yo me estaba ya partiendo de la risa, a lo que el heavy se emociona acercándose hacia mi y les dice:
-Lo que tendrías que hacer es decírmelo a la cara.-Le dejé paso, pues no me gusta estar en medio de un fuego cruzado, recordarlo vosotros también, el objetivo es que no te llegue a llover nada encima por casualidad.
-A la cara te lo digo-Coge la más guerrera y se le planta delante. Toda la conversación esta a grito pelao.

La cosa empieza a coger tinte paranoico cuando el gordete empieza:
-Yo lo que os quiero explicar a vosotras es que si tengo un perro, lo saco de paseo, me como una viagra y me voy a un puticlub...
No pude saber en que acababa tan interesante disertación porque fue interrumpido por la pokera con un:
-Pero ¿que perro, viagra ni leches? ¿que pintas con un perro puesto de viagra en un puticlub?- Muerta de la risa que estaba yo, que no se me ocurrió sacar el móvil y grabarlo.
Los de delante del bus que estaban escuchando se ponen a aplaudir y a jalear diciéndole al tipo que se calle ya y deje de dar la murga a las chicas.

Veo que llega mi parada y que el piloto de "llamada solicitada " está encendido pero que el bus se la pasa de largo. Por lo que empiezo a levantar la voz sobre el tinglado que tenían montado.
-¿PERO QUÉ PASA? ¿QUE AQUÍ NO SE PARA HOY O QUE?

Y me bajé con dolor de tripa de lo que me había reído y todo por el precio de un viaje, sin cobrarme entrada por el espectáculo si quiera.